La pareja de centrales formada por Alejandro Francés y Mathieu Peybernes está otorgando suculentos réditos al Real Zaragoza. El canterano y el galo todavía no conocen la derrota cuando han coincidido en el eje de la retaguardia zaragocista, algo que ha sucedido en cuatro encuentros hasta ahora, el último el pasado sábado en Las Palmas. Hasta entonces, Francés y Peybernes habían formado dúo en la defensa en tres ocasiones con un pleno de empates (ante Cartagena y Sporting en La Romareda con 0-0 en ambos encuentros y en Lugo, donde el Zaragoza logró empatar a dos en el último instante gracias a un gol de Cristian). Así, con ambos ejerciendo de centrales, el Zaragoza ha dejado la portería a cero en tres de los cuatro partidos disputados y en casa todavía no ha encajado un solo tanto.

El aragonés no para de crecer en una temporada en la que su progresión está siendo una de las mejores noticias de un Zaragoza que ha encontrado en Francés un valladar de apenas 18 años capaz de dejar en el banquillo a Jair, fichado como líder de la defensa, o de aplazar la puesta en escena de Peybernes, incorporado en el mercado invernal por el director deportivo, Miguel Torrecilla, para ejercer de referencia defensiva. 

El gran rendimiento de Francés ha sido determinante para el resurgir de un Zaragoza en cuyo once inicial ya ha formado 22 veces esta campaña, con solo una derrota (en Vallecas) en sus últimas siete apariciones en la alineación. En cuatro de ellas (frente a Tenerife, Cartagena, Sporting y Las Palmas) el equipo no encajó gol.

La evolución de Francés se combina con la experiencia de Peybernes, con el que ha formado una pareja invencible hasta ahora. Pero es que el Zaragoza solo ha perdido uno de los nueve encuentros en los que el francés ha formado parte del equipo titular, algo que ha contribuido decisivamente a que se haya convertido en indiscutible para JIM. De hecho, solo ha dejado de jugar en uno de los nueve últimos encuentros y fue ante el Almería como consecuencia de la cláusula del miedo que impedía actuar al central cedido por el club andaluz.

Y el balance con Peybernes en el once es muy positivo. De esos nueve choques con el galo formando pareja en el eje de la zaga junto a Francés o Jair, el Zaragoza solo ha caído derrotado en una ocasión (en Girona) y acumula tres victorias (frente al Mirandés en La Romareda y en Fuenlabrada y Las Palmas) y cinco empates (en Logroño y Lugo fuera de casa y frente a Cartagena, Sporting y Espanyol en el estadio municipal, donde siempre ha dejado la portería imbatida).

La pareja de moda del Real Zaragoza volverá a escena el jueves ante el Castellón. La sanción sobre Jair, que vio la quinta amarilla en Las Palmas, provocará que Francés y Peybernes repitan para seguir dando suerte a su equipo.