El Real Zaragoza ha hecho oficial este viernes la cesión de Marc Aguado al Andorra, una operación que ya estaba perfilada desde que el jugador y el club aragonés cerraron su continuidad hasta 2023 ejecutando la opción contractual que tenía la entidad zaragocista y que expiraba el pasado 31 de mayo. El Andorra, que quería al centrocampista en propiedad, accedió a una nueva cesión tras la renovación del hijo de Xavi Aguado. De hecho, desde antes de que se cerrara esa renovación el Andorra ya había planteado ese nuevo préstamo haciéndose cargo de la ficha del futbolista, el mínimo salarial en Segunda, unos 80.000 euros.

El anuncio se ha demorado por la parálisis que vive el club a la espera del desembarco de la nueva propiedad y porque la entidad zaragocista también planteó la posibilidad de romper en enero ese préstamo pagando una cantidad, aunque el Andorra se negó a incluir esa cláusula en el contrato. Al final, el futbolista, ya con ficha del primer equipo zaragocista tras esa renovación a finales de mayo, repetirá destino y se pondrá de nuevo a las órdenes de Eder Sarabia para buscar el ascenso en el Grupo B de Primera RFEF. La pretemporada con el equipo andorrano empezará el 7 de julio, en la misma fecha que la del Zaragoza.

El objetivo del centrocampista zaragozano es seguir con su evolución como futbolista en el club que preside Gerard Piqué y en un proyecto que buscará de nuevo el ascenso a Segunda. La temporada pasada, donde fue cedido aún sin ficha del primer equipo, disputó, 15 partidos oficiales, pero tuvo mala suerte con una lesión de hombro, el contagio del covid y una rotura de fibras que le apartó del playoff decisivo, en el que el Andorra cayó ante la Real Sociedad B dejando al equipo del Principado sin el ascenso a la categoría de plata. Formado en la cantera zaragocista, Marc Aguado debutó con Víctor Fernández en el partido de Copa en Tarragona ante el Nástic en la temporada 19-20.