El central francés Mathieu Peybernes, objetivo prioritario del Real Zaragoza, ha comenzado los entrenamientos del Almería, pero lo hace en una dinámica diferente a la de la mayoría de sus compañeros, ya que 'Pey', Vada, Aguza y Fran Callejón se han ejercitado más tarde que sus compañeros y van a llevar un plan alternativo al resto. Los cuatro son descartes de Rubi, técnico del equipo rojiblanco, y de momento harán sesiones de forma grupal a la espera de que se dé su salida, que en el caso del central francés sigue atascada, ya que el Almería, que incluso ha amenazado al defensa con dejarle un año sin jugar, está manteniendo una posición de dureza en una salida que acabará dando pero para la que no tiene prisa. El mejor ejemplo es que el futbolista ha tenido que regresar a la actividad con el equipo andaluz, con el que tiene contrato un año más, pese a que su salida está ya desde hace tiempo decidida.

El club andaluz pidió hace más de un mes 400.000 euros por su traspaso, pero necesita aligerar masa salarial y tiene 32 jugadores en nómina, tras los últimos fichajes, por lo que podría acceder llegado el caso a darle esa carta de libertad siempre que el futbolista francés perdone íntegro el año de contrato que le resta y cuyo salario ronda los 450.000 euros, porque el ahorro de esa ficha también supone un paso para cuadrar sus cuentas. El Almería pagó en 2019 casi medio millón de euros por su fichaje desde el Lorient.

'Pey' está decidido a fichar por el Zaragoza con la carta de libertad, con un contrato que sería de dos años más uno opcional de fácil cumplimiento o por tres temporadas, pero ese deseo está en función también de terminar de perfilar esa propuesta económica desde La Romareda, algo en lo que no está ayudando nada en absoluto el retraso en el desembarco de Spain Football Capital, porque Miguel Torrecilla sigue bloqueado a la hora de terminar de cerrar negociaciones de fichajes o de renovaciones. Para el Zaragoza es clave que el defensa salga con la carta de libertad, porque no quiere pagar traspaso por él.

El Zaragoza y el jugador están en plena sintonía para hacer todo lo posible para que siga vistiendo la camiseta blanquilla. A sus 30 años, Peybernes quiere estabilidad y un contrato a largo plazo y por ahí está también la oferta zaragocista. El central cuenta con el interés de clubs ingleses como el Swansea, que el año pasado ofreció al Almería dos millones por su pase, aunque entonces le quedaban dos años de contrato, o el Nottingham Forest, además de algunas posibilidades en Francia, como el Nantes, pero ahora mismo la prioridad es seguir en el Zaragoza donde el jugador y su familia se sienten muy cómodos y la idea de proyecto que les ha transmitido Torrecilla les convence por completo. 'Pey', que llegó cedido en enero, ha jugado en la segunda mitad de la temporada 10 partidos como titular y otros cuatro, al principio de su incorporación, saliendo desde el banquillo, anotando un gol decisivo en la victoria ante el Mirandés.