Están convenciendo a Juan Ignacio Martínez los siete canteranos que se ha llevado a San Pedro del Pinatar, una medida también provocada por la escasez de futbolistas del primer equipo, con 18 en esa concentración, con las bajas de Vigaray y Lasure, el coronavirus de Clemente y con Bikoro, a la espera de la oficialidad de su cesión al Hércules, y Baselga que se quedaron en Zaragoza para acelerar sus salidas. A algunos, como al meta Guillermo Acín, a Javi Hernández, a Iván Castillo o a Puche, los conocía más por haberlos tenido a sus órdenes la temporada pasada, mientras que a otros, como Ángel López y Pablo Cortés, que dan el salto desde el juvenil del año pasado, los está descubriendo ahora, lo mismo que a Luis Carbonell, al que una lesión le dejó varios meses de baja en el comienzo de este 2021, aunque antes de llegar JIM había debutado con Iván Martínez en el primer equipo en partido oficial, algo de lo que solo puede presumir Javi Hernández, que sí lo hizo con el entrenador alicantino. 

Estos siete jugadores van a ser un complemento de lo que hay en la plantilla y su presencia en la pretemporada irá en función de los fichajes que se vayan realizando, por lo que al regreso del 'stage' JIM decidirá quiénes siguen realizando la preparación a sus órdenes y los que regresan al Deportivo Aragón, teniendo en cuenta esas necesidades del equipo y lo demostrado en tierras murcianas. Con todo, la idea, salvo giro imprevisto, es que los siete empiecen la temporada en el Deportivo Aragón, si bien Acín como tercer portero siempre entrenará con el primer equipo, y puedan subir otros en momentos puntuales, después de que el año pasado Francés y Francho empezaran ya con ficha del Zaragoza y fueran fijos y Azón se hiciera acreedor de ella tras jugar sus primeros cinco partidos, en diciembre y con Iván Martínez aún como entrenador.

Ángel realiza un estiramiento en el entrenamiento de activación zaragocista. CARLOS GIL-ROIG

La intención es que ese salto sea progresivo con estos siete futbolistas, ya que para el técnico alicantino, como confesó en una entrevista a este diario, “son apuestas a las que no hay que meter presión” y en los fichajes, al menos seis más que tienen que llegar, se quiere buscar sobre todo jugadores consolidados y con experiencia en la categoría.

Eso sí, hay algunos de esos canteranos que ya se están ganando la atención de JIM. El lateral Ángel López es, por ejemplo, el que más lo está logrando y el técnico ya sabe que puede ayudar en esta temporada. De momento, parece seguro que completará la preparación zaragocista. Con Vigaray lesionado al menos hasta enero y con Fran Gámez con molestias para que no haya debutado aún, aunque lo hará este miércoles ante el Valencia, Ángel, un portento físico que ha demostrado velocidad en ataque y capacidad defensiva, en los duelos sobre todo, ya ha tenido muchos minutos ante el Calahorra y el Elche y los va a seguir teniendo. El Zaragoza está decidido a firmar a otro lateral, pero pendiente de la salida de Pep Chavarría, si es traspasado, ya sea a un club de España (Rayo o Elche aún buscan zaguero zurdo) o del extranjero, sería un defensa que pudiera jugar en ambas bandas y Ángel, también un comodín defensivo, supondría una variante para ayudar al primer equipo.

Pablo Cortés alcanza una posta en una sesión en el Pinatar Arena. CARLOS GIL-ROIG

El talento de Pablo Cortés también está seduciendo a JIM. El mediapunta, zurdo, pero muy acostumbrado a entrar a pierna cambiada desde la derecha, es una de las joyas de la cantera y ya ante el Elche la jugada del gol de Adrián nació de un pase filtrado por el joven jugador, que ya anotó hace dos semanas un golazo en un partido de entrenamiento en La Romareda desde fuera del área. En el ataque, si llegan todos los fichajes previstos, habrá mucha competencia y a Cortés, a sus 17 años, le falta ganar el físico que sí tiene Ángel, con 18, pero su calidad es indiscutible y ya ha conquistado a JIM, que también anda muy contento con Puche, mediapunta de calidad y que cumplió muy bien en el tramo final ante el Elche como lateral de recorrido.

A Acín y a Pablo Hernández los conoce más el entrenador. El central también suma minutos, pero con un eje de la defensa en el que están Francés, Jair y Clemente y se quiere fichar a Peybernes, o a otro zaguero, no tendrá mucho espacio, aunque para JIM es un futbolista que puede aportar en la zaga y ya le hizo debutar ante el Mallorca. La misma idea tiene de Iván Castillo, pero en la medular va a haber mucha competencia, con lo que hay ya y con la idea de traer un medio físico. Restaría Luis Carbonell, al que un golpe en el amistoso en Calahorra le impidió hasta este lunes trabajar con el grupo y en la primera parte de la pretemporada necesitó afinar más que otros su estado físico, pero es un delantero de un talento innegable y seguro que alternará el primer equipo y el filial a lo largo de la temporada.

Carbonell, durante una sesión en San Pedro del Pinatar. CARLOS GIL-ROIG