El central Enrique Clemente, que dio positivo en coronavirus el pasado 16 de julio, lo que motivó la suspensión del amistoso ante el Teruel un día después, no ha dado aún negativo en la PCR y necesita dar en dos para volver al grupo, por lo que este lunes por la tarde, en el retorno del equipo zaragocista a los entrenamientos tras el descanso del fin de semana después de finalizar el viernes el 'stage' en San Pedro del Pinatar, no se podrá ejercitar aún con sus compañeros, ya que los test a los que se ha sometido la semana que ahora acaba han dado positivo.

El defensa del Zaragoza se perdió por ese positivo toda la concentración en tierras murcianas, aunque desde el miércoles pasado y tras pasar los 10 días que marca el protocolo sí está entrenando en solitario en la Ciudad Deportiva, ya que ya no puede contagiar. En teoría, hasta que no dé dos negativos en la PCR no puede volver al grupo y este lunes se le realizará otro test, por lo que es muy probable que tampoco llegue a tiempo al amistoso del Trofeo Ciudad de Zaragoza Memorial Carlos Lapetra el miércoles ante el Getafe, la última prueba de preparación para el equipo zaragocista en este verano en el que Clemente aún no ha podido disputar ni un amistoso tras regresar de su cesión del Logroñés y teniendo un sitio fijo en la plantilla después de ese retorno, pendiente de cerrar su renovación, ya que su contrato acaba en 2022.