César Yanis por fin pudo estrenarse en una convocatoria con el Real Zaragoza. El panameño es la gran novedad de la lista de 23 que se llevó ayer Juan Ignacio Martínez a Lugo y uno de los grandes incentivos para el encuentro en el Anxo Carro. De hecho, es más que posible que pueda estrenarse con la camiseta del conjunto aragonés y que debute oficialmente a lo largo del encuentro.

Por lo demás, lo esperado. Fran Gámez, una vez cumplió con su partido de sanción por la tarjeta roja vista en la segunda parte del encuentro frente al Fuenlabrada, regresó a la citación en detrimento de Ángel López, que podrá así jugar con el filial ya que, presumiblemente, no iba a contar con minutos en el Anxo Carro. En caso de percance, están los parches de Francés o Lluís López para cubrir ese puesto, por lo que el canterano podrá ayudar al Deportivo Aragón en Biescas.

La única ausencia por decisión técnica, un día más, es la de Javi Ros. La situación del tudelano no mejora lo más mínimo y es, junto a Clemente, el único jugador de la primera plantilla que no ha disputado ni un minuto en Liga. Al menos el canterano va convocado, pero el tudelano ni eso. Tiene por delante hasta a siete jugadores que se desempeñan por el medio del campo, que son Eguaras, Francho, Zapater, Petrovic, Vada, James y Adrián González, y no cuenta para el entrenador. Ya en verano se le quiso dar salida y, aunque se quedó convencido de que podía ganarse un puesto, cada vez lo tiene más complicado, como evidencian las convocatorias de JIM.

Más allá de Javi Ros y de Ángel López, solo Vigaray se quedó fuera de lista por lesión, sin contar el caso especial de Lasure, al que todavía le queda trabajo y tiempo para poder reaparecer después de su tumor testicular. Al lateral madrileño aún le restan, como mínimo, algo más de dos meses para poder comenzar a entrenar y, a partir de ahí, deberá coger poco a poco la forma física.

Pero por encima de todo sobresale la inclusión de César Yanis en la convocatoria. Hasta ahora, por diferentes razones, todavía no había podido aparecer en una citación y estar en disposición de debutar con el Zaragoza. Le fichó el conjunto aragonés a final de mercado, el 27 de agosto, y un día después pasó las pruebas médicas en Madrid. Desde entonces ha vivido unos días en los que le costó poder centrarse en el conjunto aragonés, pero ahora sí que está ya dispuesto a disputar minutos.

Elogios del técnico

Se tuvo que volver a Panamá de inmediato por estar convocado con su selección, lo que le dejó varios días alejado de la dinámica del Real Zaragoza, por lo que no pudo conocer a sus compañeros ni participar en entrenamientos.

Finalmente, el sábado 11, hace escasas dos semanas, al fin se ejercitó con el grupo y se puso a las órdenes de Juan Ignacio Martínez. No entró en la convocatoria contra el Fuenlabrada ya que solo completó un entrenamiento antes del encuentro en el Fernando Torres.

El día señalado era contra la Real Sociedad B en la siguiente jornada, pero unas molestias musculares a mitad de semana, el miércoles, le dejaron en duda para el choque contra el conjunto vasco. Finalmente, aunque solo se trataba de una contractura y no de una rotura, lo que le hubiera tenido en el dique seco unas dos o tres semanas, no entró en la citación por precaución, para evitar males mayores y que pudiera lesionarse de mayor gravedad.

Pero esta semana ha sido diferente. Ha dejado atrás esos problemas musculares y, de hecho, sus últimas sesiones han encandilado a Juan Ignacio Martínez, que el pasado viernes en la rueda de prensa previa al encuentro de hoy contra el Lugo le elogió: «Completó ayer el entrenamiento muy bien. Hizo goles, desbordó, se fue del compañero en regate... Hasta ahora, por molestias o por viajes no había completado sesiones, y ya le vemos las cositas que todos deseamos. Ojalá nos pueda ayudar durante la temporada», expuso el técnico alicantino. Aunque no será titular, tendrá la posibilidad de ayudar desde el banquillo y hay expectación por ver cómo se desenvuelve el panameño.