Nano Mesa y Francho Serrano han hecho este lunes parte de la sesión con el grupo en la Ciudad Deportiva y las sensaciones son de mayor optimismo con el centrocampista, con el que se confía en que pueda estar ante la Ponferradina el jueves tras superar la contractura en el sóleo que sufrió en la concentración de la selección sub-21 el pasado 7 de octubre y que le hizo ser baja ante el Málaga. Mientras, Nano Mesa evoluciona bien, pero el dolor y los puntos de sutura en el pie derecho son los que marcan su presencia, aunque el jugador va a hacer todo lo posible y no está ni mucho descartado. 

El delantero sufrió un pisotón en el partido ante el Huesca que obligó a su relevo al descanso y a que tuviera que ir al hospital para suturar la herida que se le hizo, por eso la semana pasada no entrenó con el grupo y fue baja en Málaga. La presencia de Nano Mesa dependerá de sus sensaciones en el entrenamiento de este martes y en el de mañana, donde se le aumentará la intensidad en el trabajo, aunque su predisposición es absoluta y en este tipo de lesiones ese factor es importante, aunque desde los servicios médicos se quiere ir con prudencia en su caso. Mientras, Francho también va a subir el nivel en la sesión de este martes, aunque la confianza es que llegue a tiempo de estar disponible ante la Ponferradina. 

En ese partido estará seguro César Yanis, que ya se ha entrenado este lunes con el grupo después de regresar el viernes por la tarde de la concentración con su selección, con Panamá, para los partidos ante El Salvador, EEUU y Canadá. El panameño solo ha podido tener minutos hasta ahora contra el Oviedo. Mientras, Cristian Álvarez hizo este lunes la primera parte de la sesión al margen, el calentamiento, pero se trata solo de algo habitual en el argentino en el primer entrenamiento tras jugar un partido.