La Audiencia Provincial de Ourense ha anulado una sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número uno de Ourense que absolvió al portero Álvaro Ratón, acusado de agredir sexualmente y lesionar a una mujer en las inmediaciones de un local de copas en O Carballiño en 2018. La Audiencia estima así un recurso presentado por la acusación, mientras que la Fiscalía no había recurrido la sentencia y ordena que se devuelvan los autos a la jueza de instancia para que proceda a dictar nueva sentencia. Esa nueva sentencia no implica de forma necesaria que se tenga que repetir el juicio. De hecho, en principio no se volverá a celebrar.

En concreto la jueza en su sentencia omitió dos pruebas que había presentado la acusación, aunque esa valoración sí la habría hecho de modo interno. La Audiencia Provincial pide una nueva sentencia con esa valoración y desde la defensa del portero zaragocista hay plena confianza en que esta volverá a ser absolutoria porque no debe haber ninguna variación en la valoración inicial que hizo la magistrada y que será la misma. Con todo, esta aún tardará varios meses en producirse.

Los magistrados argumentan que se omitió en la primera resolución “la valoración de pruebas sustanciales que podrían alterar el contenido del fallo”. Contra la sentencia de la Audiencia cabe presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Los hechos se remontan a la madrugada del 23 al 24 de junio de 2018, cuando el futbolista y la mujer supuestamente agredida coincidieron en un bar y entablaron conversación, tras lo que la mujer denunció al jugador por agresión sexual. Para la Audiencia de Ourense, “no ha quedado acreditado más allá de toda duda razonable” que la besara y mantuviese relaciones contra su voluntad.

Esto no significa necesariamente que vaya a celebrarse un nuevo juicio, ya que de hecho es prácticamente seguro que no lo habrá de nuevo, sino que se pide una nueva sentencia en la que se “tengan en cuenta todos los medios de prueba omitidos”, determinan los magistrados de la Audiencia.