James Igbekeme y sus agentes trabajan en una salida en este mercado de enero en forma de cesión y a un club extranjero. El Zaragoza no le ha comunicado al jugador que tiene que marcharse, como así ha hecho con Adrián, Javi Ros y Eguaras, pero este vería con buenos ojos hacerlo y desde el club se le abriría la puerta si llega una oferta convincente. Esa salida estaría en el extranjero y mediante una cesión, ya que el futbolista renovó hace dos años hasta junio de 2023. El Moreirense luso, que milita en la élite de Portugal, en la Primeira Liga, es uno de los clubs más interesados en el jugador, que ya militó en la Segunda portuguesa, en el Gil Vicente.

Esta temporada ha disputado 14 partidos oficiales, con nueve de ellos como titular y 620 minutos en total. Este viernes, en el amistoso ante el Andorra no ha disputado ni un minuto después de volver el miércoles tras más de una semana sin poder entrenar con el primer equipo, lo que le hizo perderse los partidos ante el Sevilla, en Copa, y la Ponferradina. Tampoco había jugado, estando disponible, en Anduva frente al Mirandés.

James ya estuvo en la rampa de salida en verano, pero su buen comienzo de pretemporada y su cambio de mentalidad convencieron a Juan Ignacio Martínez, que le dio camiseta de titular en los tres primeros partidos, para después contar con el nigeriano solo de forma esporádica e irregular y sin que el centrocampista se acercara al gran nivel que dio en su primera temporada en el Zaragoza.

Entonces, recién llegado de Gil Vicente en el verano de 2018 con un traspaso de 150.000 euros hizo una gran campaña en la 18-19 y al término de esa Liga el Zaragoza tuvo varias ofertas por él, rechazadas, también la del Granada, que llegaba a los 4 millones por el 50% del pase del nigeriano. Sin embargo, tras traspasar a Pep Biel la posición de Víctor Fernández, entonces entrenador, fue contraria a vender a James y el club mantuvo al jugador, al que las lesiones, hasta ocho contratiempos de diferente índole, aunque la mayoría musculares, lastraron en las dos siguientes campañas, 19-20 y 20-21. Con JIM no terminó como fijo el curso pasado y ahora tampoco lo es, aunque el técnico sí confía en que puede dar un rendimiento mayor. Con todo, su salida ahora parece factible.