Jair Amador, pilar básico en el Real Zaragoza, no rehúye su parte de responsabilidad en la sempiterna sequía anotadora que viene azotando al equipo. A pesar de su condición de defensa, el hispano-luso es el tercer jugador de campo que más dispara a puerta, pero con nulo acierto hasta ahora en sus remates en jugadas a balón parado, un vía crucis durante toda la temporada. “Estamos teniendo mala puntería. Falta más convicción al rematar y estar más preparados ofensivamente. Yo también tendré que poner más de mi parte y ayudar porque aquí estamos todos para sumar”, afirma.

Aunque Jair deja claro que su principal cometido es, precisamente, impedir que el rival se acerque a Cristian, algo que la fortaleza ofensiva del Valladolid pondrá muy complicado en el partido del sábado. “Tendremos que estar muy concentrados y evitar pérdidas en zona peligrosa para no sufrir y tratar de ganar el partido” y se apoya en el mejor rendimiento exhibido hasta ahora por el equipo ante los primeros clasificados. “Puede que nos favorezca su juego de no echarse atrás pero ya estamos analizando por dónde podemos meter mano en esos huecos que puedan generar”, dice.

El duelo llega en plena crisis de resultados de un Zaragoza que acumula un mes sin ganar y que se ha alejado de la zona alta de la tabla, pero Jair no cree que el encuentro sea una final. “No es decisivo porque queda un mundo, pero necesitamos ganar para coger moral y tener a la afición con nosotros”. En ese sentido, la protesta organizada por el zaragocismo en los prolegómenos del encuentro presidirá la cita. “Nosotros tratamos de aislarnos de los conflictos, pero nos llega. La afición es libre de expresarse y nosotros trataremos de dar la cara”, afirma el defensa, que renuncia a mirar hacia abajo. “Hay que mirar hacia arriba porque hay tiempo y siempre debemos aspirar a lo más alto”.

Será el primer encuentro de Jair tras haber renovado automáticamente por una temporada más al haber alcanzado el número mínimo de partidos establecidos para ello. “Es una alegría estar un año más en este club y con esta afición. Estoy muy contento y me da estabilidad para seguir trabajando y que todo el mundo esté contento como lo estoy yo”.