El Real Zaragoza ha comunicado este viernes por la tarde un nuevo positivo, algo que también hizo ayer jueves, y son cinco desde el pasado sábado, ya que ese día, el domingo y el lunes, hubo uno cada jornada. En total, son 19 desde el parón navideño, desde ese regreso, y el Zaragoza solo reveló la identidad del primero de ellos, que fue Chavarría, para ocultar el nombre del resto. "Las pruebas de control sanitario para la detección de posibles incidencias de Covid-19 llevadas a cabo hoy entre la plantilla y el staff técnico del equipo han detectado un positivo. La persona afectada, que permanece confinada en su domicilio de acuerdo con las normas establecidas por las autoridades sanitarias, se encuentra en buen estado de salud", asegura el comunicado de la entidad. Idéntico al de ayer, al del día 29, el 30 y el 31.

Ninguno de esos cinco positivos podría estar ante el Málaga, al no haberse cumplido una semana, si bien los tres más antiguos, los del pasado puente de San Valero, si este sábado dan en la PCR negativo pueden estar en ese partido según dicta la normativa de LaLiga. Por eso y por si los test de antígenos dan un nuevo positivo antes del choque de este sábado, JIM no facilita hoy la convocatoria. Lo hará mañana, aunque aclaró que con "Fran Gámez las sensaciones son buenísimas" aunque el lateral lleva desde el domingo sin acudir a la Ciudad Deportiva y es al único jugador de la primera plantilla que este viernes no se leha visto en la Ciudad Deportiva salvo el lesionado Vigaray, que se ejercita aparte. Mientras, del filial solo ha estado Ángel López, que es más que factible que entre en la citación y no se han ejercitado con el grupo Puche, Javi Hernández, Vaquero, Rubio o el meta Acín, habituales en otros momentos.

Nano Mesa, que se ha ejercitado con normalidad esta semana tras ser baja en Ibiza por una contractura en el muslo, es la novedad del Zaragoza frente al Málaga y estará a disposición de JIM en un partido donde apunta a debutar Sabin Merino, el último fichaje, y también Eugeni, que no lo hizo en Ibiza. Además, la duda para el partido está en Bermejo, que sigue con dolor del fuerte golpe en el muslo que se dio contra el banquillo del cuarto árbitro en Can Misses tras una dura entrada de dos rivales, aunque es factible que esté al menos en el banquillo.