Kiosco

El Periódico de Aragón

La 34ª jornada de Segunda

Mínima pena máxima en el Real Zaragoza

El Zaragoza es el único equipo que no ha encajado de penalti y solo le han pitado uno, que lo detuvo Cristian Álvarez ante el Almería

Cristian Álvarez rechaza el penalti lanzado por Dyego Sousa (Almería).

El Real Zaragoza es, con 35 goles en contra, el séptimo que menos encaja de Segunda, aunque en esa cifra hay una parte en la que es mejor que ninguno en la categoría de plata, ya que es el único de los 22 conjuntos de este campeonato que no ha encajado ni una sola diana de penalti, de pena máxima, que en el caso zaragocista pasa a ser mínima pena. De hecho, en toda la temporada al conjunto de JIM solo le han señalado uno en contra y Cristian Álvaez se lo detuvo a Dyego Sousa en el choque ante el Almería en La Romareda.

El dato, positivo sin duda, llama más la atención si se compara con los penaltis que les han señalado a otros rivales. Hasta 10, por ejemplo, al recién ascendido Ibiza, de los que le marcaron 8. Ocho le han pitado al Cartagena (7 goles) y siete a la Ponferradina (6 tantos), al Alcorcón (6) y al Valladolid (5). El segundo equipo que menos penaltis ha concedido es el Eibar, solo dos, pero ambos acabaron en las mallas del arquero del conjunto eibarrés, mientras que el Huesca solo lleva un penalti transformado en contra, aunque le han señalado hasta cuatro en lo que va de temporada.

21 con Cristian

El conjunto zaragocista está ya cerca de igualar lo que vivió en la temporada 17-18, la primera de Cristian bajo palos, donde solo le señalaron dos penaltis y los rivales no anotaron. No lo hizo Michael Santos para el Sporting ni Alejandro Alfaro para el Córdoba, ya que ambos los paró el arquero argentino, que en sus cinco temporadas ha visto como le lanzaban 21 penas máximas, con 14 goles encajados. Las dos que le tiraron a Ratón en este tiempo sí acabaron en gol.

Desde la 16-17, la temporada en la que más penaltis le señalaron al Zaragoza fue en la 19-20, con Víctor Fernández en el banquillo y un ascenso que se diluyó tras el parón por la pandemia, con hasta 8 penas máximas y siete goles. En la 16-17 y en la 18-19 fueron siete penaltis en contra, con 6 y 5 goles respectivamente, mientras que la temporada pasada al Zaragoza le pitaron cuatro, todos ya con Juan Ignacio Martínez como técnico, y le anotaron tres -Manu Fuster (Albacete), Andy (Logroñés) y Stuani (Girona)- fallando Iban Salvador para el Fuenlabrada en el Fernando Torres.

Mientras, el Real Zaragoza de JIM ha tenido cinco penaltis a favor en esta temporada. Vada anotó ante la Ponferradina y el Fuenlabrada, ambos en la primera vuelta, Borja Sainz lo transformó en Lugo, también en el primer tramo de la competición, mientras que Euugeni Valderrama lo convirtió frente al Málaga al poco de su fichaje en el mercado de invierno. El único penalti que no acabó en gol fue el que lanzó Álvaro Giménez ante el Huesca y que repelió el palo.

Además, al equipo que más penaltis le han señalado a favor en esta Segunda es a la Unión Deportiva Las Palmas, con nueve y siete goles convertidos, y hasta ocho le han pitado al Oviedo, con seis dianas carbayonas. En el otro lado está el Amorebieta, al único equipo que no le han pitado una pena máxima a favor en las 34 jornadas del campeonato que se han disputado hasta ahora.  

Compartir el artículo

stats