Kiosco

El Periódico de Aragón

Real Zaragoza

El derbi de los últimos sueños

El Huesca y el Real Zaragoza apuran este domingo sus opciones de acercarse a la promoción, encarecidas después del triunfo del Oviedo en El Molinón por 0-1. El equipo de JIM se queda a diez puntos del sexto y los azulgranas, a nueve

Lluís López y Álvaro Giménez, en un juego durante el entrenamiento de este sábado del Real Zaragoza. ANGEL DE CASTRO

Ir al fútbol es una ceremonia, 90 minutos que duran una vida, un lugar de reunión, de encuentro, un espacio romántico donde se comparten el entusiasmo y las pasiones, en el que se grita, se ríe, se abraza, se anima, se disfruta, se celebra o se llora. Ir al fútbol es un ritual personal, puro sentimiento, poco que explicar y mucho que sentir. En algunos partidos, como el que se juega este domingo en un Alcoraz lleno hasta la bandera, la entrada más importante de su historia, la extraordinaria fuerza del fútbol eleva todavía más su potencia por las particularidades que lo rodean: una expectación máxima, la rivalidad regional y tres puntos en juego que permitirán al que los consiga seguir soñando despierto. Soñar, la razón de ser de este deporte tan hipnótico.

El Huesca y el Real Zaragoza llegan al derbi aragonés prácticamente igualados en la clasificación, un punto más para los azulgranas (48), y en dinámicas de resultados similares, en clara recuperación, de menos a más. Después de varios meses de competición muy irregulares, viviendo lejos de las expectativas, los dos protagonistas de este partido tan esperado se presentan en el encuentro de la 36ª jornada soñando en grande, con la mente fija en la promoción, pensando en protagonizar un esprint final de temporada explosivo, las 41 zancadas de Bolt que les permitan volar, adelantar rivales a toda velocidad y quedarse con la sexta posición. Ahora mismo la única que aparentemente continúa sin propietario, la última que da derecho a jugar por el ascenso a Primera, aunque este sábado el Oviedo la encareció mucho después de su triunfo en El Molinón (0-1) ante el Sporting. Suma ya 57 puntos, diez más que los blanquillos y nueve más que los azulgranas.

Juan Ignacio Martínez recupera a Francho y a Petrovic, pero pierde por sanción a Borja Sainz. Xisco tendrá disponible a Escriche, que sufría molestias musculares

decoration

Hará de local el Huesca, que podrá contar con Escriche tras superar unos problemas musculares en el cuádriceps. Ferreiro y Pulido están de regreso, como Timor tras su sanción. Suma diez puntos de los últimos doce, con victorias ante el Burgos, con la que Xisco Muñoz salvó la cabellera, Málaga y Fuenlabrada y un empate con el Almería. El entrenador azulgrana no había logrado sacar brillo a una plantilla mal construida en verano, que flaqueaba por todos los costados, también por el banco, donde Nacho Ambriz fue destituido, pero bien reforzada en invierno (Gerard Valentín, Pablo Martínez, Timor, Lago Junior y Poveda). La condición de recién descendido y un límite salarial alto, de 19,77 millones, colocaban al Huesca en verano en la cabeza de las apuestas. Ha acabado en la zona media, fruto de un bajísimo rendimiento en casa, aunque en los últimos tiempos ha mejorado esas cifras como local. Seoane es el mascarón de proa del equipo: un centrocampista que suma doce goles en llegada.

David Ferreiro, sonriente, durante el entrenamiento de este sábado de la SD Huesca. SD HUESCA

Con mucho menos, 5,70 millones, más alrededor de 1,5 del préstamo de CVC destinados a la plantilla, el Real Zaragoza ha resucitado en el final del invierno y el inicio de la primavera con 17 puntos de los últimos 24, logrando cinco triunfos en este espacio de tiempo y solo dos borrones, el de Cartagena y el 1-1 con el Amorebieta. Juan Ignacio Martínez recupera a Francho y a Petrovic, ausentes las últimas jornadas, y Eugeni estará disponible. JIM amplía así sus variantes en el centro del campo. Faltará Borja Sainz por sanción tras su soberbio gol, junto a Jaume Grau y Vigaray. El quid de la cuestión es si repetirá el planteamiento exitoso usado ante el Girona, con solo un cambio obligado en la alineación, o si recurrirá a la fórmula con dos puntas clásicos del Heliodoro, también de buen rendimiento.

El que pierda despertará de cualquier ilusión. El que gane seguirá en la senda de los sueños. Será un domingo de gloria, de felicidad plena, o de penitencia

decoration

Al derbi de los sueños se presenta el Zaragoza después de haber realizado uno de sus mejores partidos de la temporada, con un juego sólido, consistente, con gran ritmo y mucha actividad física, algo más creíble en su nivel que el del Huesca, que ha vivido más de zarpazos puntuales y al que le sigue faltando continuidad y fiabilidad. Desde las 18.15 horas, ofrecido por Aragón TV, ante 9.127 espectadores, el Huesca y el Real Zaragoza se juegan sus últimas bazas. El que pierda despertará de cualquier ilusión. El que gane seguirá caminando por la senda de los sueños. Será un domingo de felicidad o de penitencia.

Compartir el artículo

stats