Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El mayor desequilibrio en el Real Zaragoza

Francés, Francho, Chavarría, Bermejo y Azón están lejos en sus salarios de su rol en el equipo. Entre los cinco no llegan en el fijo a 400.000 euros, una cifra que supera por ejemplo Álvaro

Francho Serrano, Iván Azón y Francés durante un ejercicio en la Ciudad Deportiva. JAIME GALINDO

Es muy complicado, o imposible, que en una plantilla haya una correlación exacta entre el peso salarial y el rol en el equipo. Sin embargo, esa diferencia en la actual temporada del Real Zaragoza es especialmente significativa, sobre todo a estas alturas, cuando Alejandro Francés, Pep Chavarría y Francho Serrano han consolidado de forma absoluta su importancia en el equipo, aunque el centrocampista ha estado más castigado por las lesiones que sus compañeros, Sergio Bermejo disfruta de una titularidad fija con JIM y en esta segunda vuelta ha dado una mayor regularidad a su nivel e Iván Azón, a golpe de goles decisivos, se ha hecho con una plaza en el once absolutamente merecida. Entre los cinco, no llegan a los 400.000 euros de fijo en sus fichas.

Y esa es una cifra que rebasa ampliamente Álvaro Giménez, pese a que el Cádiz abona la mayor parte de su salario, aunque aún así lo que paga el Zaragoza ronda el medio millón. En algo menos anda Petrovic, aunque no demasiado lejos, unos 400.000, mientras que otros jugadores no titulares habituales como Nano Mesa, en su cesión del club gaditano, Sabin Merino, a partir de la próxima temporada ya que en esta llegó en enero, o Juanjo Narváez, que ha perdido mucho peso en el once en esta segunda temporada, rondan esas cifras (algo menos el colombiano) y andan a mucha distancia en su aportación que los cinco mencionados.

Chavarría, con 2.697 minutos y 31 partidos de titular es el cuarto que más juega en este Zaragoza en Liga y el quinto es Francés, con 2.609 minutos y 29 choques de inicio, una cifra que la sub-21 ha impedido aumentar. Francho es el sexto con 1.995 minutos y 22 choques de salida. Una contractura en el sóleo en la primera vuelta y sobre todo una reciente lesión en el isquiotibial, que le tuvo 5 partidos de baja y que en los dos últimos choques le ha dado minutos desde el banquillo, aunque en Éibar apunta a titular, han impedido más presencia de Francho, fijo para JIM. Por delante de ellos tres solo están Jair, Cristian (el meta está alto en el ranking de salarios y sí justifica ese rol con los minutos) y Fran Gámez. Por su parte, Bermejo, con 1.844 minutos y 24 partidos en el once es el noveno que más ha jugado, el sexto que más veces ha sido titular y Azón, con 1.158 minutos, es el decimoquinto, pero sus seis goles en los últimos nueve partidos que ha jugado, han sido más que vitales. 

Renovaciones paradas

Francés, Francho y Bermejo, que acaban en 2024, con 10 millones de cláusula en el caso del central y ocho en los otros dos, están en el mínimo salarial de Segunda, en algo menos de 80.000 euros. El mediapunta madrileño, fichado en el verano de 2020, lo alcanzaba con objetivos y el curso pasado tuvo una actualización de cantidades para ponerse en ese fijo y se le prometió una mejora contractual que no ha llegado. En enero estuvo a un paso de irse a China, cedido al Tianjin con una oferta que multiplicaba casi por ocho su salario en el Zaragoza, pero al final decidió quedarse ante las muchas sombras que rodeaban esa propuesta.

Bermejo, en primer plano en un entrenamiento de esta temporada. ANGEL DE CASTRO

A Francho y a Francés se les prometió la temporada pasada una mejora y a finales de enero llegó una oferta de renovación para ambos. En los dos casos, pendientes del proyecto que les presenten, está lejos la oferta de las pretensiones, más aún del central, que se limitó a aplazar el diálogo a la llegada de la nueva propiedad mientras que el centrocampista hizo una contraoferta y sin respuesta todavía. Esas dos renovaciones son prioritarias para Sanllehí, teniendo en cuenta que ambos son jugadores cotizados y que Francés ya tuvo para enero sondeos de Sevilla, el más interesado, Celta o Real Sociedad.

Chavarría posa tras un entrenamiento del Real Zaragoza. CARLOS GIL-ROIG

También emplazó su renovación Iván Azón, con 10 millones de cláusula y cuyos agentes le trasladaron a Torrecilla que iban a esperar a la llegada del grupo inversor. Pep Chavarría, que tiene el salario más alto de los cinco, aunque supera por poco los 90.000 euros anuales (10 millones de cláusula), ya estuvo en la agenda de clubs el verano pasado como Granada, Levante, Osasuna o Rayo y en esta temporada, su segunda de zaragocista, ha dado un paso adelante a todos los niveles. También acaba contrato en 2024, como los otros cuatro. 

Compartir el artículo

stats