Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Jaume Grau, objetivo Oviedo

El centrocampista tiene previsto empezar a completar los entrenamientos la próxima semana, sin ya evitar los tramos de contacto, y apunta a volver en el Carlos Tartiere, menos de dos meses después de ser operado para solucionar su problema cardiaco

Jaume Grau celebra su gol ante la unión Deportiva Las Palmas.

Con Jaume Grau, una vez que se conoció el diagnóstico de las taquicardias que sufrió ante el Fuenlabrada el 11 de marzo y que pasó por el quirófano una semana después, el objetivo fue volver a jugar en esta temporada una vez solucionado ese problema cardiaco y el centrocampista valenciano va dando pasos muy firmes para que eso suceda. Si todo va normal, la semana que viene, en los días previos a jugar contra el Alcorcón, ya empezará a completar los entrenamientos, haciendo toda la parte de contacto, sin evitar golpes como hasta ahora. Con el duelo ante el conjunto alfarero quizá demasiado inminente, la meta es que pueda volver en Oviedo, a falta de tres jornadas, en el Carlos Tartiere y en el fin de semana del 14 y el 15 de mayo.

Eso, claro está, si todo va como hasta ahora, por supuesto sin correr riesgo alguno, pero la idea es esa. Grau fue operado el 18 de marzo, ahora se cumplen pues 40 días, y tras trabajar al principio de forma suave e individual lo empezó a hacer con el grupo el 7 de abril, en las partes físicas y los rondos, por lo que apenas perdió fondo físico tras ser operado. Ahora, el siguiente paso, hasta hace poco evitado también por la medicación anticoagulante que tomaba, es el contacto, pero la recuperación va por muy buen camino y está ya listo para esa parte.

Grau fue intervenido en el Hospital QuirónSalud Zaragoza tras hacerle un estudio electrofisiológico con una ablación por catéter para solucionar la fibrilación auricular paroxística que se le detectó durante el partido frente al Fuenlabrada. La operación se llevó a cabo por parte del doctor Antonio Asso, Jefe del Instituto de Arritmias del Hospital QuirónSalud, conjuntamente con la Doctora Beatriz Jáuregui. El futbolista fue dado de alta al día siguiente de ser intervenido y el doctor Asso autorizó ya en su día que empezara a trabajar con el grupo tras entrenarse de forma individual.

La rehabilitación de esta dolencia, por razones obvias, ha estado muy controlada por los doctores, empezando por Ireneo de los Mártires, jefe de los servicios Médicos del Real Zaragoza, pero hasta el momento todo ha ido según lo previsto y lo diseñado, teniendo en cuenta que es una operación que, dentro de lo que implica, es relativamente sencilla y el futbolista solo estuvo una noche ingresado en el hospital.

Baja clave

Jaume Grau, de 24 años y que no había tenido ningún episodio de taquicardias y había pasado todos los controles médicos en sus anteriores clubs (Castilla, Lugo, Osasuna y Tondela) y en el Zaragoza al ser fichado, llegó al conjunto aragonés procedente de la entidad rojilla con la carta de libertad, aunque con un traspaso de 5500.000 euros si el Zaragoza asciende con él, en el mercado de enero, firmando hasta 2025. Tras salir desde el banquillo en los cuatro primeros partidos tras su llegada, frente a Valladolid, Ibiza, Málaga y Leganés, JIM le dio camiseta titular en el medio ante Las Palmas, siendo clave con un gol en la victoria. Jugó de inicio después en Gijón, con otro tanto, ante el Almería y ante el Fuenlabrada y en todos los encuentros con triunfo. 

Su baja fue decisiva en cercenar la reacción en pos del playoff que había iniciado el equipo zaragocista. De hecho, Francho, que ya no pudo jugar ante el Fuenlabrada y estuvo cinco semanas fuera por una lesión en el isquiotibial (ha regresado con minutos ante Huesca y Burgos y apunta a titular el sábado en Éibar), también se cayó del equipo y esas dos ausencias fueron determinantes, ya que JIM había dado con la medular con esos dos futbolistas y Eugeni más liberado para la recta final del campeonato.

Vigaray pasa revisión en Madrid con Guillén

El otro caso especial en la plantilla es el de Carlos Vigaray, que la semana pasada empezó a entrenar parte de las sesiones con el grupo. El viernes y el sábado ya no lo hizo, con ligeras molestias, y este miércoles no se ha ejercitado con el resto al estar pasando consulta en Madrid con el doctor Pedro Guillén. No se le ha inflamado la rodilla ni tiene líquido y las molestias entran dentro de lo esperable, pero la idea de que tuviera minutos, aunque fueran testimoniales y en el último partido en esta temporada solo como refuerzo anímico para el defensa, para que no la pasara en blanco, está en el aire. El doctor Guillén, que operó al lateral en septiembre en el cartílago de su rodilla derecha, asegura que va a volver a jugar al fútbol con seguridad. En todo caso, el Zaragoza deberá decidir este verano con él, ya que le queda un año de contrato y si no juega ya en este curso la idea es que empiece la pretemporada con el resto.

Compartir el artículo

stats