Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Juanjo Narváez, a cara o cruz

El colombiano, cuyo caché ha bajado tras una campaña muy gris, acaba en 2023 y este verano debe renovar o buscar de forma obligada una salida. El Zaragoza no le ha hecho una propuesta y la decisión será de la nueva propiedad

Juanjo Narváez, sobre el césped de La Romareda en el partido ante el Sanse. ANGEL DE CASTRO

La planificación deportiva que hereda Raúl Sanllehí en el Real Zaragoza y el responsable en esa parcela que designe ante el más que probable relevo de Miguel Torrecilla tiene asuntos urgentes, como las renovaciones de Francés, Francho y Iván Azón, aunque con este no se ha hablado de cantidades y sí con los dos primeros, sin acuerdo ni de lejos en ellas, la situación de Chavarría y su probable salida, la mejora prometida a Bermejo y, sobre todo, un cambio importante en una plantilla que en principio va a tener un límite salarial más alto, en torno a los 10 o 12 millones. Otra decisión inmediata está en el futuro de Juanjo Narváez, sin duda el jugador de los que acaba contrato en 2023 con más caché. Su futuro en este verano pasa por una renovación o por una salida obligada, cara o cruz. De momento, la segunda vía es mucho más factible.

En 2023 acaban contrato Cristian Álvarez, Jair, Lasure, Zapater, Petrovic, Fran Gámez, Lluís López, Vada, aunque estos tres últimos con un año más opcional, o los cedidos Larra, Bikoro, James, Javi Ros, Vuckic o Marc Aguado. También lo hace Juanjo Narváez, por el que el Zaragoza ya ha rechazado propuestas en firme, no oficiales, porque estas solo llegan cuando ya hay un acuerdo en el diálogo previo, del Elche y hasta en dos ocasiones. En enero de 2021, tras una buena primera vuelta en su curso de estreno aquí, el club ilicitano puso sobre la mesa dos millones que fueron hasta tres con incentivos en el pasado verano, pero el Zaragoza pidió cuatro y el futbolista no salió. Granada o Espanyol también lo tuvieron en su punto de mira hace un año, pero con un interés menor.

El deseo de la élite

Con su mayor valedor en el Elche, el director deportivo Nico Rodríguez, ya fuera del club desde finales de agosto pasado es imposible que esta entidad se vuelva a lanzar a por Narváez, que de momento no ha recibido la llamada de Miguel Torrecilla para sentarse a hablar de una renovación. El entorno del futbolista, que nunca ha ocultado su deseo de jugar en Primera, asegura que hay tranquilidad con su futuro, que quiere escuchar el proyecto del Zaragoza y decidir en consecuencia si se plantea una renovación de la que no se le ha hablado y que no hay por ahora ofertas en firme para el ariete, aunque no se duda de que llegado el momento las habrá.

Al restarle solo una campaña más de zaragocista y tras su gris año es imposible alcanzar propuestas similares a las que hizo el Elche por él y que estaban en dos millones fijos

decoration

Esa decisión ya competerá a la nueva propiedad, teniendo en cuenta que el jugador ha perdido valor de mercado tras una temporada muy gris y que al restarle solo una campaña más de zaragocista es imposible alcanzar propuestas similares a las que hizo el Elche. Si el Zaragoza obtiene un traspaso por Narváez será en una cantidad menor que esos dos millones fijos que ya rechazó. El futbolista, con 27 años y que cambió de agencia de representación hace 10 meses para integrarse en Wasserman, tiene mercado por edad, prestaciones y nivel futbolístico. Firmó por el Zaragoza tras desvincularse del Betis en el verano de 2020, por tres años y con una cláusula de ocho millones de euros (20 si el Zaragoza hubiera subido). El club verdiblanco, por cierto, conserva todavía un 20% de su pase. 

Sus dos años

Narváez tuvo un comienzo de etapa en el Zaragoza a gran nivel. El ariete colombiano sostuvo al Zaragoza en ataque hasta enero en la 20-21, con siete goles, y se puso en un escaparate que hizo llegar la mencionada oferta invernal del Elche. Desde ese primer canto de sirena su nivel bajó para acabar con nueve dianas el curso, aunque siendo más que fijo, con 42 partidos, 40 de titular. En la temporada actual arrancó a gran nivel en verano, con la posibilidad factible de su salida, y en las primeras jornadas, pero luego su nivel ha bajado, lastrado por molestias, de la espalda primero y musculares después, con una lesión en el cuádriceps a finales de octubre. Ha jugado en 30 partidos, con solo 19 de titular y el último gol de los dos que lleva data del 16 de octubre ante el Málaga para firmar una campaña mucho más irregular que en su primera como zaragocista. 

Compartir el artículo

stats