Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

JIM, entrenador del Real Zaragoza, anuncia cambios ante el Eibar. "Si hay algún equipo capaz de ganar en Ipurua, ese es el Zaragoza"

El técnico asegura que "vamos a competir como animales"

JIM, con gesto contrariado durante el partido ante el Burgos. Jaime Galindo.

Afronta el Real Zaragoza la visita, el sábado, a Eibar con la compleja tarea de dar un disgusto al líder en su campo y en el momento clave de la temporada. El cuadro armero prepara la cita consciente de que una victoria le acercaría mucho al objetivo de retornar a la categoría perdida, mientras que al Zaragoza ya solo le queda esperar a que las matemáticas certifiquen oficialmente tanto su salvación matemática como la imposibilidad de alcanzar un playoff que nunca estuvo cerca.

"Hemos hecho autocrítica y un análisis profundo del partido ante el Burgos. Los jugadores están heridos en su orgullo"

decoration

Pero Juan Ignacio Martínez, técnico del conjunto aragonés, advierte que no permitirá un nuevo engendro como el perpetrado el pasado domingo en La Romareda ante el Burgos. JIM exige a los suyos “profesionalidad” y “compromiso” y, en este sentido, afirma que los propios jugadores son los primeros “heridos en su orgullo” por el espectáculo ofrecido la última jornada. “Hemos hecho autocrítica y un análisis muy profundo. Más allá de la irregularidad, el equipo ha competido muy bien durante toda la temporada, pero es cierto que ante el Burgos no ofrecimos nuestra mejor versión y estamos fastidiados por ello”, así que la visita al líder es una gran oportunidad para resarcirse. “El Eibar se está jugando una cosa tan bonita como un ascenso a Primera División y lleva desde agosto sumando siempre en casa, pero si hay un equipo capaz de ganar en Ipurua ese es el Zaragoza”, asevera.

No se le da mal al entrenador el feudo armero, donde no ha perdido como entrenador. “He tenido suerte”, dice. En la primera vuelta, además, el Zaragoza completó uno de sus mejores partidos ante el Eibar, al que derrotó por la mínima. “Llevo dos días metiéndole el cuchillo al encuentro y fue un partidazo por nuestra parte. Supimos interpretar muy bien el juego sobre todo en ataque, aunque entonces formaron con defensa de cinco y ahora están jugando con cuatro”, dice el técnico.

Cambios

A expensas del estado de jugadores como Azón, Álvaro o Bermejo, JIM confía en poder contar con todos sus efectivos en condiciones, aunque admite que los once protagonistas que saltarán al terreno de juego no serán los mismos que lo hicieron ante el Burgos. “Seguro que habrá cambios. Por rendimiento y comportamiento en los entrenamientos”, expone el alicantino, que insiste en que el Eibar “se va a encontrar un equipo muy competitivo. Con todo el trabajo que hemos hecho durante el año y el sufrimiento acumulado, hay que apelar a ese compromiso y profesionalidad. Somos un equipo en toda la extensión de la palabra. Además, si los rivales de los que se juegan cosas no compiten, la Liga se adultera”.

Compartir el artículo

stats