Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Mucho más que un punto

Sumar al menos un empate en las 3 citas que restan supone la permanencia matemática sin mirar a los demás y el cambio de propiedad, pero también evitar la peor campaña en Segunda

JIM saluda a Borja Sainz al final del partido en La Romareda frente al Alcorcón. JAIME GALINDO

La permanencia matemática exige un punto en las 3 jornadas que restan, si bien esta puede llegar en función de otros resultados. En esta próxima cita liguera, por ejemplo, si el Sanse no gana en Almería este viernes, si el Sporting no vence al Girona en El Molinón o si el Málaga cae en el Heliodoro contra el Tenerife el domingo. Cualquiera de esos marcadores le salva sin necesidad de esperar a su choque ante el Oviedo del lunes y aún restarán dos jornadas ligueras más. La salvación es virtual desde hace semanas, pero el Real Zaragoza ha tirado tres encuentros ya, ante el Burgos, donde debía ganar y empató, contra el Eibar y el Alcorcón, con los que tenía que empatar y perdió, para cerrar el sello oficial de esa permanencia.

Ahora, si los resultados de los rivales no le favorecen, y la reacción del Sanse no lo está haciendo en las últimas citas del campeonato liguero, tendrá una nueva oportunidad en el Carlos Tartiere para sumar ese punto que le dé ya ese billete matemático y que además suponga el desembarco oficial de la nueva propiedad que encabeza Jorge Mas. Además de esos dos factores, el cambio de ciclo en el club y esa salvación matemática, sumar al menos ese punto de los 9 que restan evitará que el Real Zaragoza firme la peor temporada de su historia en Segunda con el actual sistema de competición de tres puntos por triunfo y 22 equipos, formato que empezó en la categoría de plata en la 96-97. Desde entonces, el Zaragoza ha estado en Segunda 11 campañas con la actual.

Las dos peores

Hasta ahora, las dos peores Ligas de plata del equipo zaragocista fueron en la 16-17, iniciada con Milla, continuada por Agné y cerrada por Láinez para sellar una salvación que llegó en la penúltima cita de Liga y contra un Girona que necesitaba empatar para subir. El Zaragoza lo requería para la salvación matemática y esas tablas le dejaron en 50 puntos y en decimosexta posición, el peor puesto hasta el momento (ahora es decimocuarto).

En la 16-17 y el curso pasado, el Zaragoza se quedó en 50 puntos, uno más que ahora

decoration

Ese medio centenar de puntos también se alcanzaron el curso pasado, en una permanencia casi milagrosa después de un comienzo de Liga de muy bajo nivel con Baraja y empeorado en lo numérico más tarde con Iván Martínez. JIM cogió en la jornada 19 al Zaragoza con 13 puntos y sumó 37 en 24 citas, alcanzando la salvación con el triunfo ante el Castellón y con dos jornadas posteriores que solo trajeron derrotas, en Mallorca y ante el Leganés en casa.

Cifras asequibles

Así, si el Zaragoza suma ese punto en las tres jornadas que le quedan (Oviedo y Sanse a domicilio y, en medio, la visita del Lugo) al menos igualará esa cifra y tiene en la mano superarla. Y en la 18-19 se llegó a 51 puntos y en la 13-14, la última con Agapito Iglesias, hasta los 53. Son dos guarismos que el actual Zaragoza tiene también la opción de superar. La mejor campaña de este siglo fue la del ascenso con Marcelino García Toral en la 08-09, con 81 puntos, y 72 sumó Paco Flores en la 02-03 para acabar subiendo. Más recientes son los 71 puntos con Natxo en la 17-18 o los 65 en la 19-20 con Víctor Fernández, dos cursos con una tercera posición final y la eliminación en el playoff. El listado lo completan los 64 de la 15-16 y los 61 de la 14-15. 

Compartir el artículo

stats