Kiosco

El Periódico de Aragón

La 40ª jornada de Segunda

El Real Zaragoza, sin ojo con Bastón

El club aragonés nunca contempló el pasado verano el fichaje de Borja, autor de 19 goles con el Oviedo, pese a encajar en los parámetros económicos

Borja Bastón trata de proteger el balón ante Jair en el partido de la primera vuelta jugado en La Romareda. ANGEL DE CASTRO

Borja Bastón, delantero del Oviedo, ha firmado 19 goles hasta ahora. La cifra supone más de la mitad de todos los logrados por el Real Zaragoza (33) a lo largo de las 39 jornadas que se han disputado. El estremecedor dato advierte, por un lado, del grave problema sufrido por el equipo aragonés con el marco contrario y ejerce de argumento rotundo para explicar los 17 tantos de diferencia entre los anotados por ambos equipos esta campaña, lo que se traduce en una evidente disparidad de objetivos. El Oviedo lucha por retener un puesto de playoff de ascenso mientras que el Zaragoza no selló hasta el pasado viernes su permanencia matemática en Segunda.

Sus 19 goles son más de la mitad de todos los marcados por el Real Zaragoza (33) hasta ahora

decoration

Borja Bastón, de 29 años, es un goleador nato que, sin embargo, no había pasado de cinco dianas en ninguna de sus cinco últimas temporadas, repartidas entre Inglaterra y España. Explotó en Zaragoza, donde alcanzó los 22 goles en la campaña 2014-15, en la que el equipo aragonés se quedó a las puertas de un cielo que sigue esperando. Borja, que recaló en La Romareda cedido por el Atlético de Madrid, ya era un jugador de Primera.

El madrileño se marchó a préstamo al Eibar, donde dio continuidad a su relación con el gol. Sus 18 tantos le abrieron de par en par las puertas de la Premier. Su destino fue el Swansea, que se hizo con sus servicios por 18 millones. Pero ni allí en sus posteriores cesiones a Málaga o Alavés consiguió brillar. Tampoco en el Aston Villa. 

En verano de 2020, el club aragonés se lanzó a por él, pero su elevada ficha dio al traste con el regreso del punta, que se decantó por el proyecto de ascenso que le presentó el Leganés, donde, sin embargo, tampoco alcanzó la media docena de dianas.

Sin intento

Pero Bastón quedaba libre el pasado verano y el Zaragoza necesitaba gol. La elevada ficha del madrileño ya no era tanto problema (percibe unos 600.000 euros en el Oviedo, solo un poco más de lo que asume el club aragonés para abonar el salario de Álvaro Giménez). Sin embargo, Borja Bastón nunca fue opción para la dirección deportiva y el cuerpo técnico de la entidad aragonesa, que nunca contemplaron esa vía. Se preferían otras.

Pero la extraordinaria temporada del madrileño y la sequía anotadora de los atacantes zaragocistas obligan a poner en entredicho aquella decisión. Iván Azón, un canterano de 19 años, es el máximo goleador (6) de un Zaragoza en el que Álvaro ha firmado 5 dianas, Nano Mesa otras 2 y Sabin Merino ni siquiera se ha estrenado.

El estreno de Borja en el Oviedo no se hizo esperar demasiado. Su primera diana llegó en la cuarta jornada, en El Alcoraz, donde fue capital en la victoria de la escuadra asturiana (1-2). En el siguiente partido llegaría el primero de los seis penaltis convertidos por el madrileño (en casa ante el Cartagena).

Solo Stoichkov (Eibar) ha anotado más goles (20) que Borja, empatado con Stuani (Girona) en la tabla de máximos realizadores del campeonato. El Cádiz vino a por él en el mercado invernal, pero Bastón, cuya cláusula de rescisión es de 2 millones de euros, no quiso marcharse. Firmó dos años de contrato más otro opcional y es idolatrado en el Tartiere, que asume que el futuro del punta está en Primera y sueña con que sea con la camiseta carbayona. 

Compartir el artículo

stats