Kiosco

El Periódico de Aragón

La 40ª jornada de Segunda

El terrible mal del remate en el Real Zaragoza

El Zaragoza es el equipo que más disparos necesita para marcar, más de diez, de toda la Segunda, un dato que potencia una falta de pegada reflejada en 33 goles en 39 jornadas

Iván Azón se lamenta en una jugada durante el partido ante el Alcorcón. JAIME GALINDO

Solo 33 goles en 39 jornadas colocan al Real Zaragoza como el peor en esa faceta, un dato que se ve muy claro con solo echar un vistazo a la clasificación de Segunda y que tiene varias explicaciones. La más clara es la escasa capacidad ofensiva que ha mostrado el equipo en bastantes partidos, pero en otros sí ha tenido más llegada y no ha contado con el acierto. Esa falta de pólvora tiene también su reflejo estadístico, ya que el equipo de Juan Ignacio Martínez es el que más remates necesita para anotar un gol, concretamente más de 10 (10,63). Así, sus 351 disparos en las 39 citas ligueras le sitúan como el duodécimo en ese ranking, pero es el último en goles anotados.

El conjunto zaragocista no ha marcado, por ejemplo, en las tres últimas citas ligueras, en el empate ante el Burgos y en las derrotas en Éibar y ante el Alcorcón. Su último gol se remonta al derbi ante el Huesca, donde lo logró Iván Azón. Hasta en 15 partidos de los 39 disputados en el campeonato se ha quedado sin anotar un Zaragoza que ha vivido en ese déficit su gran problema para poder llegar a la zona alta de la clasificación. De hecho, esos más de 10 remates que necesita para ver puerta no tienen parangón en la categoría de plata y, sin contar la jornada actual y aún no terminada, solo el Alcorcón, colista y desahuciado, ya descendido, pero que en La Romareda fue capaz de anotar tres dianas, necesita 10 remates, ya que sus 350 disparos se han reflejado en 35 tantos, dos más que los que lleva el Zaragoza.

El Oviedo es el tercero más efectivo. Lleva 17 goles más que el Zaragoza con 35 remates menos

decoration

Mientras, el Málaga necesita 9,3 remates para sumar los 34 tantos que acumula hasta la jornada 39 y hasta a 9,12 se va el Sporting (41 goles), 8,76 el Fuenlabrada, que colecciona 35 aciertos en la portería contraria, y 8,57 el Amorebieta, con 42. Todos, como se ve, equipos de la zona baja de la clasificación, algunos como el Alcorcón o el Fuenlabrada ya con el descenso a Primera RFEF firmado matemáticamente.

En el lado contrario están la Ponferradina, el más eficaz de la categoría, que solo necesita poco más de seis disparos para perforar el marco contrario, seguido y casi empatado por el Cartagena, mientras que el Oviedo, próximo rival del Zaragoza, también puede presumir bien en voz alta de su capacidad para ser certero. Ha anotado 50 goles, 17 más que el Zaragoza, con 35 remates menos, lo que le da un promedio de 6,32 disparos por acierto. Valladolid (6,73 remates) y Almería (6,76), ambos aspirantes al ascenso directo, completan la lista de los cinco equipos con mayor eficacia de la categoría.

Narváez está entre los 30 que más disparan en Segunda, pero su porcentaje es terrible, con solo dos goles en 50 intentos, por lo que marca cada 25 disparos. Azón, con 33 tentativas para firmar sus 6 dianas, anota en cada 5,5 intentos

decoration

Además, el reparto de aciertos entre los jugadores del Zaragoza también es muy revelador. Narváez está entre los 30 que más disparan en Segunda, pero su porcentaje es terrible, con solo dos goles en 50 intentos, por lo que marca cada 25 disparos. Azón, con 33 tentativas para firmar sus 6 dianas, anota en cada 5,5 intentos y Álvaro Giménez, con cinco tantos y 29 remates, lo hace cada 5,8. También lleva 29 intentos Sabin Merino, pero no ha anotado aún. El quinto zaragocista que más remata es Borja Sainz, con 22 y tres tantos. Vada, que lleva cinco dianas, las ha conseguido en 21 intentos, con 4,2 disparos por gol. Claro que la palma se la lleva Jaume Grau, dos remates y dos goles.

Compartir el artículo

stats