Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Un cierre de Segunda. La previa del Real Zaragoza - CD Lugo

El Zaragoza igualará su peor temporada en casa tras el último descenso si no suma ante el Lugo, el único equipo que, tras el descenso del Alcorcón, lleva ya más años seguidos en la categoría

Rubén Albés y Juan Ignacio Martínez se saludan antes del partido de la primera vuelta disputado en el Anxo Carro de Lugo. Carlos Castro/Prensa2

La Romareda echa el telón a una temporada aciaga en casa de un Real Zaragoza en deuda con su gente. El final de la puerta cerrada tras la fase más aguda de la pandemia se ha saldado con una sucesión de disgustos para un zaragocismo que solo ha presenciado seis victorias en los 20 partidos que se han disputado en el estadio municipal y, lo que resulta todavía más hiriente, apenas ha celebrado 15 goles, el peor dato de Segunda.

El regreso de Lasure será, seguramente, la mejor noticia de la temporada. Ya tarda.

decoration

Con 28 puntos sumados en casa, el Zaragoza igualará su peor temporada como local desde el último descenso si no es capaz de sumar ante un Lugo con el que comparte varias cosas. Ambos son los reyes del empate (20 cada uno), es decir, aragoneses y gallegos han firmado tablas en la mitad de los encuentros disputados hasta la fecha. Además, una vez consumado el descenso del Alcorcón a Primera RFEF, Zaragoza y Lugo se quedan como los equipos más veteranos en la categoría. El primero completará la próxima temporada su décimo año consecutivo en Segunda, mientras que será el undécimo de los lucenses. Sin duda, La Romareda cerrará el ejercicio 2021-22 con un encuentro de Segunda.

La pobre cosecha de puntos obtenida por los aragoneses en su feudo será la misma con la que se cerraron las campañas 13-14 y 18-19 si la escuadra de JIM no es capaz de sumar ante un Lugo que, en todo caso, también afronta el envite con las maletas hechas tras haber asegurado su estancia, un año más, en la categoría de plata del fútbol español. Lejos quedan aquellos 42 puntos sumados por el Zaragoza en su feudo durante la 17-18, el mejor ejercicio como local desde la última caída a los infiernos.

Así que, entre unas cosas y otras, el partido se presenta como una nueva oportunidad de redención para el equipo aragonés. El maltrato a su gente y el propósito de enmienda exhibido el pasado lunes en Oviedo invitan a esperar un cambio de actitud respecto a los últimos encuentros jugados en La Romareda ante Burgos (0-0) y, sobre todo, Alcorcón (0-3), en una indigna y bochornosa actuación de los de JIM el día que se homenajeaba al malogrado José Luis Violeta, el león eterno. Por él y por todos, lo de esta noche debe ser totalmente distinto a aquello. 

El notable encuentro en el Tartiere provocará que el once que salga de inicio frente al Lugo no difiera mucho de aquel más allá de los cambios obligados por problemas físicos. Es el caso de Jair, aquejado de un proceso febril y que está a la espera de un bebé. Ambas razones de peso le dejarán fuera de un equipo en el que es duda Francés, aquejado de un esguince leve. El canterano, en todo caso, fue suplente en Oviedo. Como Nieto, intervenido otra vez de la nariz. 

De este modo, la alineación volverá a estar comandada por el número uno: Cristian Álvarez, excelso el pasado lunes, pero no está claro quién acompañará a Lluís López en el eje. Si Francés está en condiciones será él. En caso contrario, Javi Hernández podría tener su oportunidad de debutar como titular en La Romareda ante los suyos.

Grau, colosal en el Tartiere, y Francho parecen fijos en una medular que podría completar Zapater, mientras que Bermejo, también superior en Oviedo, es fijo en la derecha y Borja Sainz o Puche podrían dejar fuera de la izquierda a un Sabin en el ojo del huracán. Azón será el punta. 

Pero el gran aliciente del duelo está claro. El regreso de Daniel Lasure será, probablemente, la mejor noticia de la temporada para un zaragocismo que lleva demasiado tiempo preparando las palmas para aplaudir a rabiar a uno de los suyos. Falta por ver si JIM contará con él de inicio o durante el partido, pero, en cualquier caso, ya tarda. 

Compartir el artículo

stats