Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Triste hogar para el Real Zaragoza

El Zaragoza iguala su peor dato de victorias en casa en Segunda en este siglo, con solo siete. En la 18-19 y en la 13-14 también firmó un tercio de triunfos en 21 partidos caseros

Vada celebra el gol de la victoria ante el Lugo en el partido del viernes, el último en La Romareda. ANGEL DE CASTRO

Echó el viernes el Real Zaragoza el telón a la temporada en La Romareda con una victoria ante el Lugo que maquilló una campaña muy gris en el Municipal, con 31 puntos en 21 partidos ante su gente y con un balance de 7 triunfos, 10 empates y 4 derrotas que implica lograr solo menos de la mitad de los puntos puestos en juego, el 49,2%. Implica, además, sellar el curso con menos triunfos en casa en las 11 temporadas en la categoría de plata en este siglo, empatado con la 18-19, y con 13-14, dos cursos donde aún sufrió más que en el actual por la permanencia.

En esta ocasión no ha llegado un sufrimiento tan acentuado, ya que el Zaragoza llevaba muchas semanas con la salvación virtual abrazada, por el gran número de empates, hasta 20 en total sellados, pero los de JIM han sido un equipo que le ha costado una barbaridad ganar, lo mismo que a los rivales superarle. Todo eso ha dictaminado, además, que engancharse a la zona de promoción de ascenso ha sido una quimera absoluta y solo tras enlazar cuatro triunfos seguidos a mitad de marzo y tras la jornada 31 dio la impresión de que el Zaragoza se podía acercar a esas plazas, pero quedó todo en un espejismo y el peso de la lógica de un equipo con muy poquito gol fue más que una losa.

El Zaragoza mejoró en la segunda vuelta sus números en casa. Pasó de lograr un 36,3% de los puntos a un 63,3%, aunque el año global ha sido malo, con solo 31 puntos de 63 posibles, el 49,2%

decoration

De menos a más

Esa capacidad para ganar pocos partidos también se ha reflejado en La Romareda, donde en la segunda vuelta se han mejorado unos números en casa que hasta el ecuador liguero iban camino de la catástrofe, con solo 12 puntos entonces y un terrible balance, de dos victorias, ante Sporting y Eibar, seis empates (Ibiza, Sanse, Huesca, Oviedo, Ponferradina y Mirandés) y tres derrotas, contra Cartagena, Leganés y Tenerife. El Zaragoza, mediada la competición, era uno de los peores locales, el sexto peor en concreto, con solo el 36,3% de los puntos abrochados, y al menos en la segunda vuelta maquilló esos datos.

Tras ese intermedio, escenificado en el parón navideño, el Zaragoza ha logrado 5 triunfos (Las Palmas, Almería, Fuenlabrada, Girona y Lugo), cuatro empates, contra Valladolid, Málaga, Amorebieta y Burgos, y una derrota, frente al Alcorcón, para lograr 19 de los 30 puntos, el 63,3%, una mejoría más que notable, pero en todo caso venía el equipo de un dato tan negativo que el curso global es muy gris y triste en La Romareda. Todo, ante una afición fiel y entregada tras una eterna travesía por el desierto de Segunda y que este año ha alcanzado la nada desdeñable cifra de 23.000 abonos. 

Solo en tres temporadas el Zaragoza obtuvo menos puntos en casa que los 31 con JIM, en la 13-14 y en la 18-19, con 28 y las mismas siete victorias que ahora, y en la 16-17, con 30 y 8 triunfos

decoration

Una parroquia que ha estado con los suyos pese al poco espectáculo y menos fútbol ofrecidos y que solo explotó en la goleada del conjunto alfarero, además de los episodios organizados de protestas contra la directiva y la propiedad durante el proceso de venta, pero que ha demostrado, un año más, una fidelidad absoluta a un equipo sumido durante nueve años ya, y camino del décimo, en un escenario impropio y cada vez con una decadencia mayor.

El caso es que esa hinchada solo ha podido sonreír en siete ocasiones, en un tercio de los partidos de Liga que ha visto en el Municipal, algo que ya le sucedió en la 18-19, donde pasaron Imanol Idiakez, Lucas Alcaraz y Víctor Fernández por el banquillo y se lograron 28 puntos de local, y en la 13-14, con Paco Herrera y Víctor Muñoz y con la misma puntuación. La otra temporada donde se lograron menos puntos en casa en las 11 en Segunda en lo que va de siglo fue la 16-17, con 30 por los 31 de la actual y en un Zaragoza dirigido por Milla, Agné y Láinez y que logró un triunfo más en La Romareda que en esta campaña.

50 con Marcelino

El mejor Zaragoza de local en la historia reciente fue el del ascenso con Marcelino García Toral, con una puntuación tremenda y una segunda vuelta casi perfecta ante su gente, con 50 puntos y 15 victorias de 21 partidos en casa. Hasta 42 hizo el Zaragoza de Natxo en la 17-18, con 12 triunfos, 41 y 13 victorias el de la 15-16, entre Popovic y Carreras, y 39, con 11 botines, el del ascenso con Paco Flores en la 02-03. Curiosamente, el curso pasado, de tanta agonía para la salvación, fue mejor que el actual en La Romareda, gracias a la segunda vuelta con JIM y amarrando 34 puntos de local con 9 victorias.

En tres Ligas de 12 en Primera este siglo y sobre 38 jornadas en lugar de 42 el Zaragoza tuvo menos triunfos: 5 en el descenso de la 12-13 y 6 en la 01-02, cuando también bajó, y en la 05-06

decoration

Si se miran todas las temporadas en el siglo actual, incluyendo las 12 en Primera, solo en tres cursos se han visto menos triunfos que en el actual, todos en la élite. Dos fueron los de los descensos en la 01-02 y en la 12-13, con 6 y 5 victorias respectivamente, mientras que solo 6 logró el Zaragoza de Víctor Muñoz en la 05-06, temporada en la que fue muy fuerte como viajero. En la élite, en lo que va de siglo, el mejor curso en La Romareda fue en la 06-07 con Víctor Fernández y con hasta 41 puntos y 12 victorias para sellar la última presencia europea del Zaragoza, ahora tan lejana. 

Compartir el artículo

stats