Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El gol salva a Vada

El argentino no ha tenido el protagonismo ni el rendimiento esperados, pero ha exhibido un acierto goleador fuera de toda dudas. Con 6 tantos, ha igualado su mejor marca en Europa y es el máximo realizador del equipo junto a Azón

Vada celebra el gol anotado ante el Lugo el pasado viernes. ANGEL DE CASTRO

Solo 1.247 minutos y 28 partidos, siendo titular en 12, le han bastado a Valentín Vada para firmar seis dianas, dos de ellas de penalti, y ser junto a Iván Azón el máximo goleador del equipo, aunque el delantero con más minutos jugados en el Real Zaragoza y peor promedio. El argentino, llegado en el último día del mercado de verano, en una operación que JIM y Torrecilla vieron casi como un regalo de última hora, no ha cumplido las expectativas que le señalaban como un jugador importante y no se ha hecho casi en ningún momento de la temporada con el rol de fijo.

El centrocampista ha igualado su curso más prolífico en Europa, con los mismos tantos que firmó en el Girondins en la 16-17. En España, en el Almería en la 19-20 hizo dos dianas, y tres en el Tenerife, una de ellas en Copa el curso pasado, cuando estuvo cedido por el club andaluz.

Así que lo mejor que ha dejado Vada en su año de estreno como zaragocista es su acierto ante el gol, ese talento de llegador, que le lleva a estar en el momento justo en el área, apareciendo por sorpresa, una cualidad que complica el control de los defensas. Anotó en las victorias ante el Alcorcón, en la primera vuelta, y el Lugo el viernes pasado y en los empates frente a Fuenlabrada, Ponferradina y Girona, hasta el ecuador, y Tenerife después. Es decir, diez puntos han venido por sus goles, cuatro de ellos saliendo desde el banquillo y solo dos como integrante del once, los anotados contra la Ponferradina y en Tenerife.

Vada: "Es una cifra muy buena con los minutos que jugué, en la primera parte de la temporada tuve algunas lesiones y después pasó lo de la roja en Miranda y el míster me crucificó un poco»

decoration

«A nivel individual, es importante tener esos goles, aunque me habría gustado tener más continuidad. Estoy contento, porque es una cifra muy buena con los minutos que jugué, en la primera parte de la temporada tuve algunas lesiones y después pasó lo de la roja en Miranda y el míster me crucificó un poco», aseguró el centrocampista tras anotar ante el Lugo esa sexta diana.

Vada llegó al Zaragoza sobre la bocina del mercado de fichajes, el 31 de agosto, con una pretemporada sin apenas entrenamientos grupales en el Almería, ya que estuvo descartado y solo en algunos momentos se entrenó con el filial. El argentino hizo un esfuerzo importante en el apartado económico, puesto que la ficha que tenía en el Almería era muy superior. JIM le fue dando minutos y fue titular ante el Oviedo por primera vez en la octava jornada, ahí pasó a ser fijo hasta que llegó su lesión en el aductor en Montilivi, que le descabalgó. En el comienzo de la segunda vuelta, en Miranda, llegó la roja por una patada a destiempo a Capellini, con dos partidos de sanción, y perdió la confianza de JIM, lo que se acrecentó con los fichajes de Eugeni y Grau. Las bajas en la medular en la recta final le dieron un puesto, pero su temporada no ha sido la esperada.

Cuatro remates por gol

Eso sí, su capacidad ante el gol ha quedado fuera de duda. Con 24 remates firma seis dianas, un porcentaje magnífico, mucho mejor que los de Iván Azón, que necesita 5,8 por gol, Álvaro, con 6 remates para anotar, y, por supuesto, Narváez, que se va hasta los 25. Sin embargo, en lo futbolístico el argentino no ha respondido a lo mucho que Torrecilla esperaba de él. Le queda un año más de contrato hasta 2023 y la opción de prolongar hasta 2024, aunque lo puede romper de forma unilateral el jugador.

Compartir el artículo

stats