Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Mañana de despedidas en el Real Zaragoza

Torrecilla habló de la temporada y poco del futuro con los jugadores en la Ciudad Deportiva. Con JIM no se reunió a la espera de un último cónclave con Sanllehí, pero su salida es segura

Juan Ignacio Martínez habla con los periodistas a la llegada a la Ciudad Deportiva. ANDREEA VORNICU

Fue una mañana de despedidas en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza. Desde antes de las 11, los futbolistas fueron pasando de uno en uno por el despacho de Miguel Torrecillla, director deportivo, para hacer balance de la campaña pasada y sin entrar en valorar apenas su futuro para una próxima temporada en la que habrá cambios en el grupo, notables en la zona de arriba, donde solo Azón se quedaría, y en función de las salidas en el medio, en la defensa y en la portería, aunque en todo caso un lateral, pendientes de Vigaray, un central y un portero en lugar de Ratón llegarán.

El último futbolista en salir de la Ciudad Deportiva fue Iván Azón, cuando el primero que acudió fue Sabin Merino. No lo hizo Jair, por su paternidad y con el que ya habló Torrecilla, lo mismo que Borja Sainz y Nano Mesa, dos cesiones sin retorno, como la de Álvaro Giménez, que sí se pasó por las instalaciones del club aragonés.

Más tarde que ninguno, ya cerca de las dos, llegó Juan Ignacio Martínez, que había estado antes y que se marchó por un asunto personal. No se reunió con Torrecilla y está a la espera de hacerlo con Sanllehí, pero lo cierto es que está más que asumido que no seguirá en el puesto y que su etapa acabó con la victoria ante el Sanse el viernes en el Reale Arena después de llegar en diciembre de 2020 y con el Zaragoza penúltimo.

Jaume Grau, que tiene la continuidad asegurada a su salida de la Ciudad Deportiva. ANDREEA VORNICU

La semana que viene tiene que llegar la ratificación del director deportivo, que salvo giro de última hora apunta a ser la continuidad de Miguel Torrecilla, y el anuncio de un entrenador que algunas fuentes ya dan por fichado. 

Entonces, será el momento de delimitar una plantilla en la que la nueva propiedad ha lanzado un mensaje contundente con respecto a sus jugadores fundamentales, en particular con los canteranos Francés, Francho y Azón, todos con procesos de renovación iniciados, en el que asegura que no se va a traspasar a ninguno, remitiendo a sus respectivas cláusulas.

Iván Azón fue el último jugador del Zaragoza en dejar la Ciudad Deportiva. ANDREEA VORNICU

Con Jaume Grau, Chavarría, Bermejo, Eugeni, Fran Gámez o Jair también hay poca dudas de su continuidad, aunque algunos, en particular Chavarría y Jair, tienen ofertas para marcharse. Vada, con siete goles, y Lluís López, con un buen nivel como tercer central, apuntan a seguir, aunque no de forma tan clara como otros. Tienen vínculo Nieto o Lasure, aunque hay tres laterales izquierdos en el equipo y después futbolistas como Sabin Merino y Petrovic suponen una elevada carga salarial para su rendimiento. Juanjo Narváez, si no renueva, y no tiene oferta para ello, saldrá para obtener un traspaso, que será bajo al quedarle solo un año.

El Zaragoza, incluidas las 11 cesiones que regresan, aunque la de James lo hace en diciembre, tiene 31 jugadores con contrato, 32 si se cuenta el esperable vínculo del primer equipo para Puche. Un exceso de equipaje que es muy claro en la medular, con hasta 11 jugadores con contrato en estos momentos. Así, es vital cerrar salidas y empezar a reforzar un ataque que es el punto clave del próximo curso. 

Compartir el artículo

stats