Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El abismo salarial será menor

Los descendidos no tendrán tanto límite al solo poder usar el 60% de la ayuda y Huesca o Leganés estarán en unos 9-10 millones. El Zaragoza va a tener un límite solo ligeramente superior al del curso pasado, en torno a los 7 millones

Mehdi Nafti, nuevo entrenador del Levante, saluda a Juan Ignacio Martínez en el Leganés-Zaragoza. CARLOS GIL-ROIG

El Real Zaragoza ya sabe que su límite salarial apenas va a subir con respecto al curso pasado, donde estuvo en 5,7 millones, el decimonoveno de Segunda, aunque con CVC se fue hasta 7,19, y que la entrada del grupo inversor encabezado por Jorge Mas y con una ampliación de capital por compensación de créditos va a tener un pequeño eco en un límite que rondará los siete millones. Sin embargo, la Segunda no va a repetir este curso las diferencias de las últimas temporadas con los recién descendidos, en este caso Alavés, Levante y Granada, y clubs que el curso pasado fueron poderosos, como el Huesca o el Leganés, van a tener un límite mucho más bajo, no superior a los 10 millones.

Todavía no está fijado el límite para los recién descendidos, pendientes además de posibles traspasos, pero sí están ya establecidas las ayudas al descenso, de las que LaLiga solo les permitirá usar el 60% en esta primera temporada. El Alavés tendrá 19,8 millones de esa ayuda, para utilizar 11,9, el Levante, 18,5 para emplear 11,1 y el Granada, 15,3 para poder usar hasta 9,2. Así, estos tres clubs que acaban de dar con sus huesos en Segunda no tendrán las diferencias de años anteriores, aunque sí estarán de nuevo en los puestos altos del ranking salarial.

También estará arriba el Eibar, líder el curso pasado con 30,15 millones. Bajará ese listón de manera significativa, pero no tanto como el Leganés y el Huesca pese a repetir también presencia en Segunda, ya que el club armero no agotó el límite el curso pasado y no utilizó ni un euro de CVC disponiendo de 10 millones (el 15% del total de 68 de ese préstamo del fondo americano) para emplear con ese fin. Mientras, el Huesca, que tuvo 19,77 millones el curso pasado tras bajar de Primera en 2021, va a rondar los 9-10 millones, por lo que la prioridad ahora en el club es dar salida a los contratos más altos, empezando por la portería (Andrés y Álvaro), pero también Juan Carlos, Ferreiro o Insua.

El conjunto oscense era el cuarto límite más alto el curso pasado, solo superado por los 26,4 del Leganés, que ahora no va a saltar de los 10 millones, el Valladolid, 29,82 y que ha ascendido a Primera, y el mencionado Eibar. El conjunto armero, el pucelano y el oscense eran los tres recién descendidos.

En la 20-21, el Espanyol acababa de bajar y se plantó en 44,7 millones, una barbaridad a años luz del resto, el Leganés estaba en otros 26 y el Mallorca en 18,5, mientras que el Almería, tras vender a Darwin Núñez al Benfica por 24 millones, tenía 27,3 de margen. El Zaragoza en ese curso estuvo en 8,8 en verano y 8,5 en la actualización de enero, el octavo de la categoría, para descender a la decimonovena plaza en la temporada recién finalizada en el ranking tras el mercado invernal.

Ahora, en el Zaragoza la previsión es que esté en la zona media o algo más abajo en el ránking salarial de la categoría de plata. La ampliación de capital que se aprobará en la Junta General Extraordinaria del 27 de junio apenas va a tener repercusión en el límite salarial del equipo. Al ser una ampliación por compensación de créditos hay que contemplar que LaLiga, para fijar el límite, tiene en cuenta las deudas de esa temporada y de las tres siguientes. La compensación de esos créditos se establece en el caso del Zaragoza de préstamos asumidos por el grupo inversor. Se trata de 14,613 millones, pero en las ampliaciones entrando capital a la entidad y no por compensación de créditos iría esa cuarta parte a subir el límite salarial, pero en esta no es el caso y el incremento es mínimo. 

Compartir el artículo

stats