Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Real Zaragoza prolonga las vacaciones de Baselga y Bikoro para cerrar sus salidas

Jannick Buyla, con posibilidades en el Nástic y el Murcia, también puede tener ese permiso y no acudir el 4 de julio a las pruebas médicas

Baselga controla un balón en el partido amistoso ante el Girona en la pretemporada de la 20-21. El Periódico de Aragón

El Real Zaragoza trata de aligerar carga en sus contratos profesionales, ya que ahora mismo tiene 30 jugadores en nómina, sin contar a Puche y Ángel, que se pueden sumar a esa cifra, aunque es posible que después salieran cedidos, ni a James, que en teoría regresa en diciembre del Columbus Crew, aunque lo más factible es que ya no lo haga. Así, las salidas más claras que ya tiene el club, las de Fede Bikoro, Marcos Baselga o Jannick Buyla, se van a intentar cerrar la próxima semana, pero en todo caso la idea es que ya no se presenten en la vuelta al trabajo el 4 de julio, en las pruebas médicas para empezar los entrenamientos al día siguiente. Así se les ha dicho a los dos primeros, que pueden prolongar sus vacaciones si en ese momento siguen en el Zaragoza, y en principio también se le hará llegar a Buyla.

Bikoro, fichado en 2019, acumula cesiones a cuatro clubs distintos, Badajoz, Numancia, Badalona y Hércules, donde ha estado en la última temporada, en Segunda RFEF. Ha trascendido la firme intención del club alicantino en seguir contando con él, aunque su entorno asegura que por ahora no tiene propuesta oficial de esa entidad, que acaba de cambiar su secretaría técnica (Paco Peña) y su banquillo (Ángel Rodríguez), y le busca además acomodo en Primera RFEF o en el extranjero. En todo caso, su salida será con indemnización, lo más baja posible según la intención del club, teniendo en cuenta que le queda un año de contrato y está en el mínimo de Segunda  (menos de 80.000 euros, incentivos incluidos).

Bikoro, en un amistoso del Zaragoza ante el Tudelano en el verano de 2019. CARLOS GIL-ROIG

En esas condiciones salariales se mueve Marcos Baselga, con contrato dos años más y que apunta a otra cesión tras pasar por Atlético Baleares y Zamora. El Zaragoza no vería con malos ojos rescindirle su contrato siempre que el delantero accediera a cobrar una pequeña parte de esas dos temporadas. No parece fácil el acuerdo y Baselga se iría a préstamo con destino en la Primera o en la Segunda RFEF. Si no está cerrado el 4 de julio tiene permiso para no incorporarse y alargar sus vacaciones.

Jannick Buyla, con dos años más también y tras dos cesiones al UCAM de Murcia y al Nástic, no tiene aún la comunicación de que puede alargar sus vacaciones, aunque apunta a tenerla. En su caso, el propio equipo catalán y el Real Murcia están interesados en la incorporación del centrocampista ecuatoguineano, con el que es seguro que habrá otra cesión.

Clemente y Ros empezarán

El Real Zaragoza ha comunicado a Clemente y Javi Ros que deben buscar destino, el primero con una nueva cesión y el centrocampista navarro llegando a un acuerdo para obtener la carta de libertad y con la premisa de la entidad de tratar de pagar la menos indemnización posible. Con Ros, el futuro apunta más hacia una Liga extranjera, mientras que Clemente se marcharía a préstamo a otro equipo de Segunda, con varios interesados pero aún sin propuestas en firme. En todo caso, ni a uno ni a otro se les ha dicho que prolonguen sus vacaciones y el 4 estarán si aún no tienen destino. Ese día se pondrán también a las órdenes de Carcedo Larra y Marc Aguado, que también han estado cedidos en Amorebieta y Andorra y que tienen opciones de quedarse, más en el caso del extremo vasco que en el canterano, y también Luis Carbonell, de regreso de su préstamo al Real Madrid juvenil y al que el entrenador quiere ver para decidir una nueva cesión. Está pendiente también la decisión con el meta Juan Carlos Azón, al que le queda un año y ha estado a préstamo en el Tarazona y que en principio no seguirá en el Zaragoza.

Compartir el artículo

stats