Kiosco

El Periódico de Aragón

REAL ZARAGOZA

Buenas expectativas en el inicio de la campaña de abonados del Real Zaragoza

Numerosos aficionados han pasado por las oficinas para tramitar su alta para la nueva temporada

Aficionados animando al Real Zaragoza en el partido contra el Girona. JAIME GALINDO

Los primeros días de la campaña de abonados del Real Zaragoza han sido positivos, con numerosos aficionados tramitando tanto las renovaciones como las altas para la nueva temporada. «Las primeras horas de la campaña, activada el jueves, atrajeron a numerosos aficionados a las oficinas del club, si bien las filas fueron ordenadas y no hubo esperas prolongadas», señalan desde el club. Además, la posibilidad de darse de alta de forma online ha hecho que «sean tantas las solicitudes de carné registradas a través de internet como las presenciales».

El club ha mantenido los precios para las renovaciones y los ha aumentado en un 5% para las altas. El objetivo de la entidad es recuperar cifras similares a las de antes de la pandemia, cuando el Real Zaragoza alcanzó los 28.419 abonados. Con las restricciones impuestas desde 2020 la cifra de abonados ha caído hasta los 22.374 que la entidad registró el curso recién acabado. La próxima será la temporada de la vuelta a la normalidad total, lo que puede ser un factor importante para recuperar abonados.

La cifra había ido creciendo en esta larga etapa en Segunda División hasta la llegada de la pandemia. En la campaña 2013-14 el club contó con 16.660 socios, la cifra más baja de este periodo. Un curso después fueron 20.176, cifra muy similar a la de la campaña posterior, la 15-16 (20.759). En la 2016-17 la cantidad aumentó hasta los 22.082 fieles y en la 2017-18 hubo un ligero descenso hasta los 21.680. El playoff de ese curso animó a los zaragocistas y 27.360 abonados estuvieron la temporada siguiente aguardando un ascenso que tampoco llegó. Aún así, en la 19-20 hubo un nuevo aumento hasta los 28.419.

La pandemia frenó en seco esa tendencia porque una de sus consecuencias fue el fútbol sin público. Los estadios se vaciaron al final de esa temporada y, la siguiente, se jugó completa a puerta cerrada. Aún así hubo 23.208 abonados, 22.205 de ellos pagando el 40% del carné y los otros 1.183 pagando por mantener su localidad como socios no abonados. La pasada temporada se abrieron las puertas de los estadios de nuevo, pero con limitaciones de aforo. El Real Zaragoza volvió a perder abonados y contó con 22.374.

Esta temporada ya no habrá limitaciones de ningún tipo y el objetivo del club es mejorar la cifra del año pasado. Este lunes volverán a abrir las oficinas, pero los aficionados pueden tramitar sus abonos online en cualquier momento. Los únicos que deben hacerlo de manera presencial son los de Gol de Pie, que deben pasar por las taquillas de La Romareda para registrar su huella dactilar para el posterior acceso biométrico al estadio. «Desde el club se anima a los socios de la grada de animación a no esperar hasta los últimos días para agilizar la gestión de este trámite, que requiere de más tiempo que el resto de renovaciones», señala el club.

Compartir el artículo

stats