Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Empieza ya la cuesta abajo en el Real Zaragoza

El Zaragoza ya ve más cerca el estreno liguero que tiempo lleva de pretemporada y tanto al club como a Carcedo les resta mucho trabajo. A la entidad le quedan tres fichajes por hacer y no menos de una decena de movimientos

Juan Carlos Carcedo, durante el amistoso ante el Lleida Esportiu. Jaime Galindo.

El Real Zaragoza echó a andar el pasado 4 de julio con los reconocimientos médicos, para comenzar los entrenamientos un día más tarde, y ya se ha consumido la mitad de la preparación con vistas al inicio liguero del 13 de agosto en el estadio de Gran Canaria con Las Palmas. Así, el equipo blanquillo empieza la cuesta abajo de una programación accidentada por el susto que vivió el entrenador, Juan Carlos Carcedo en el 'stage' de Boltaña con un problema cardiaco que le tuvo cuatro días ingresado y con una plantilla donde hasta el 31 de agosto quedan no menos de una decena de movimientos entre entradas, en teoría tres, y salidas.

El problema de Carcedo solo le apartó entre el sábado 16 y el miércoles 20 de la preparación, aunque sí que obligó a cancelar el 'stage' cuando solo se había llevado a cabo la mitad de la preparación prevista en Boltaña, trasladándola a la capital aragonesa. En todo caso, las consecuencias del susto vivido fueron mucho menores que las que el sábado, cuando el preparador era trasladado al hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, hacían presagiar. Por fortuna, las pruebas, según el protocolo para estos casos y según confirmó el propio entrenador, fueron bien, y el míster ya está de regreso con el equipo desde el pasado miércoles, cuando el Zaragoza se midió al filial.

La pretemporada zaragocista, con dos amistosos por ahora ante el Deportivo Aragón (3-0) y el Lleida (1-3), coge ahora más vuelo, con el partido ante el Teruel, otro equipo de Segunda RFEF, el miércoles para dar un salto más competitivo el viernes ante el Nástic en Tarragona y afrontar después las tres citas en Marbella, frente al Al Shabab, el domingo 31 de julio, un día más tarde jugará con el Al-Nassr, ambos equipos saudíes, y posteriormente, el 3 de agosto, se medirá con el Betis. Los tres compromisos se celebrarán a las 19.00 horas y tendrán idéntico escenario: el Marbella Football Center. El final de la preparación tendrá otro rival de Primera, el Girona, recién ascendido, el 7 de agosto, en un amistoso sin presencia de público ni de medios.

Hasta el momento, las lesiones tampoco han sido un serio hándicap, la que más la de Clemente, con problemas en el aductor. Cristian, Ratón, Zapater, Vigaray, en la pretemporada que debe certificar su regreso al fútbol competitivo, Nieto, Petrovic, Buyla o Larra han sufrido problemas de menor rango. 

Carcedo: «Como entrenador me gustaría ver ya la plantilla completada, pero ahora debemos dar calidad a los entrenos y las situaciones de salida ya las saben la gente, he hablado con algunos, lo saben el club y ellos»

decoration

«Como entrenador me gustaría ver ya la plantilla completada, pero ahora debemos dar calidad a los entrenos y las situaciones de salida ya las saben la gente, he hablado con algunos, lo saben el club y ellos», decía Carcedo el sábado, consciente de que ahora mismo hay 28 jugadores en nómina del primer equipo y él quiere una plantilla con 24 o 25 futbolistas. El club debe acelerar las salidas, hasta ahora atascadas pese a las cesiones de Marc Aguado al Andorra, Sabin Merino al Atlético San Luis y Ángel López y Baselga al Calahorra, la desvinculación del meta Azón y la rescisión de Javi Ros. Así, Bikoro, Buyla, Clemente, Cabonell o Narváez son salidas seguras, que no quiere decir que cercanas, mientras que Vigaray, Petrovic, Nieto, Vada o Larra también pueden marcharse a lo largo del verano y más difícil es que lo hagan Lasure o Ratón.

Tres fichajes más

El Zaragoza necesita hacer hueco para al menos fichar a tres jugadores, que son los que ahora mismo mira en el mercado: un central, con nombre y apellidos en Jairo Quinteros, un delantero referencial con el sueño de Camello ya perdido en la práctica y un extremo izquierdo. «Intentaremos mejorar, el club está abierto a que haya opciones de mercado y que lleguen lo antes posible, pero tenemos ya una buena plantilla», decía Carcedo el sábado, que de momento ha visto llegar al meta Rebollo, al medio Manu Molina y a los atacantes Mollejo y Simeone, ambos cedidos por el Atlético.

Compartir el artículo

stats