Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Real Zaragoza no puede fichar hasta que no haya salidas

El club agota el límite salarial y debe aguardar a liberar masa para acometer más incorporaciones

Sanllehí y Torrecilla, en la presentación de Manu Molina. JOSE MIGUEL CALVO

El Real Zaragoza no acometerá nuevas incorporaciones hasta que no libere masa salarial con la salida de alguno de los futbolistas a lo que se les busca acomodo. Fuentes del club aragonés admiten que el límite salarial está prácticamente agotado, lo que aboca a emplazar las adquisiciones que están todavía pendientes de llevarse a cabo a que alguno de los efectivos con los que no se cuenta firme por otro equipo.

Así que los esfuerzos del director general Raúl Sanllehí y del director deportivo Miguel Torrecilla se centran desde hace días en reducir el overbooking en una plantilla integrada actualmente por demasiados futbolistas. Pero no está siendo sencillo. Y eso que son ya media docena las salidas de jugadores desde que empezó el verano. Dos de ellos (Bikoro y Javi Ros) han quedado desvinculados del club mientras que otros cuatro (Sabin Merino y los canteranos Ángel López, Marc Aguado y Baselga) se han marchado cedidos.

Nick, Clemente y Carbonell deberían ser los primeros en salir

decoration

Pero la excesiva nómina de efectivos y la necesidad de seguir reforzando una plantilla todavía pendiente de reforzar determinadas parcelas obliga a mantener abierta de par en par una puerta de salida por la que deberían pasar pronto Nick, Carbonell (ya con ficha del primer equipo) o Clemente, entre otros. Los tres canteranos ya saben que no cuentan y que deben buscarse equipo, pero, a estas alturas, ninguno parece destinado a abandonar el Zaragoza de forma inminente. Todos ellos tienen varios años más de contrato y todo apunta a que su marcha será en forma de cesión. 

Por su parte, Nick, al que le restan dos años más de contrato, sigue empeñado en apurar sus escasas opciones de convencer a Carcedo, mientras que Clemente, con problemas físicos desde la vuelta al trabajo, tampoco cuenta para el riojano. Jairo Quinteros sigue siendo el señalado como su sustituto.

Pero esas tres salidas no serían las únicas en producirse. El club mantiene su intención de prescindir de Narváez con la aspiración de conseguir, incluso, una cantidad económica que se añadiría a la liberación de su salario por el año de contrato que le resta con el Real Zaragoza. También es prescindible Petrovic, cuya continuidad tampoco está garantizada en una medular superpoblada y en la que Vada tampoco parece contar con plaza fija. 

El lateral zurdo

En el lateral zurdo, por su parte, sobran efectivos. Con Chavarría como claro titular, Nieto y Lasure emergen como alternativa, pero solo uno de ellos se quedaría en la primera plantilla, aunque el entorno de ambos asegura que nadie del club ha dejado claro su deseo de que salgan. En todo caso, la renovación de Chavarría continúa en punto muerto como consecuencia de la distancia entre lo que oferta el club y las pretensiones del futbolista catalán.

Tampoco hay novedades en la portería, donde Ratón, a pesar de la llegada de Rebollo como alternativa a la indiscutible titularidad de Cristian Álvarez, podría integrar la nómina de candidatos a una salida que, de momento, no se contempla. 

Pero el tiempo corre en contra de un Zaragoza sin capacidad de maniobra hasta que no aligere su extensa plantilla. La llegada de refuerzos, sobre todo en la zona ofensiva, queda supeditada a la liberación de masa salarial a través de salidas. Un delantero, un extremo y un centrocampista, además de un central si se cierra la salida de Clemente, son los objetivos.

Compartir el artículo

stats