Kiosco

El Periódico de Aragón

Real Zaragoza

El reto de La Romareda para el Real Zaragoza

Los de Carcedo deben hacerse fuerte en casa, al contrario que la temporada pasada, para poder aspirar a cotas mayores

Panorámica del estadio municipal de La Romareda durante un entrenamiento del Real Zaragoza ANGEL DE CASTRO

El Real Zaragoza jugará este sábado ante el Levante su primer partido como local de la temporada. Y en el equipo no se piensa en otra cosa: volver a hacer de La Romareda un fortín. 

Son varias temporadas ya en que los rivales, sin haberle perdido el respeto a la visita anual al histórico estadio, sí que le han perdido el miedo, y saltan convencidos de poder sacar algo positivo del feudo zaragocista. Y la mayoría lo consiguen. Fiel reflejo de esta circunstancia fue la pasada campaña, en la que el Zaragoza no consiguió hacer de la victoria un hábito, como mandan los cánones tradicionales del fútbol, en los que lograr los tres puntos en casa con frecuencia es casi sinónimo de realizar un buen año.

Muchas de las opciones de los aragoneses por meterse la temporada pasada en la ansiada pomada, o al menos intentar asomarse a los puestos de promoción, se perdieron en el estadio municipal. El Real Zaragoza fue el 14ª mejor local de la categoría, logrando un total de 31 puntos. A pesar de perder solo cuatro partidos, un número a la altura de los mejores de la campaña pasada, a los de Juan Ignacio Martínez les condenó el elevadísimo número de empates. Hasta diez repartos de puntos vio La Romareda, los que hicieron que las 7 victorias que consiguieron los aragoneses como local resultaran insuficientes para soñar con algo más que no fuera mantener la categoría. 

El Zaragoza fue el equipo que menos goles anotó en su campo (16) el año pasado de toda la Segunda División

decoration

No en vano, hasta el 7 de noviembre, cuando se llevaban ya casi tres meses de competición, tuvo que esperar La Romareda para ver el primer triunfo de su equipo en casa, que llegó en la 15ª jornada cuando el Real Zaragoza logró superar al Sporting de Gijón por 2-0. El quiero y no puedo que significaron tantas tablas en el estadio municipal, característica común cuando al equipo le tocó viajar, se ve perfectamente reflejado en el número de goles que consiguió anotar en su propio feudo. Tan solo 16 veces se cantó gol en La Romareda en los 21 partidos disputados, siendo el equipo que menos goles convirtió como local de toda la Segunda División. Incluso el Alcorcón, equipo desahuciado y virtualmente descendido desde mediada la competición, logró meter un gol más que los de JIM en su estadio. Otro dato que llama la atención y que habla de los problemas que sufrió el Real Zaragoza como local es que solo en 4 partidos de esos 21 consiguió meter más de un gol (Fuenlabrada, Almería, Las Palmas y Sporting de Gijón), y en ninguno de todos ellos llegó a la cifra de tres. Cifras que sorprenden todavía más cuando se comparan con el rendimiento de los aragoneses cuando viajaban lejos de su estadio. El Zaragoza fue el 9º mejor visitante de la categoría y anotó 23 goles, siete más que en La Romareda.

Mantener el cerrojo

Por el contrario, y como casi la única nota positiva del Zaragoza en La Romareda el año pasado, los aragoneses fueron el segundo equipo que menos goles recibió en su estadio (15, empatado con el Valladolid y el Almería) solo por detrás del Burgos (12). Si de cara a la portería rival los números fueron totalmente deficitarios, sí que los de JIM consiguieron mostrar esa solidez que les permitió no sufrir más de la cuenta y que a buen seguro Carcedo firmaría para esta campaña.

Pero para soñar, eso no basta. Y esa es la obligación de un Real Zaragoza que cumple su décima temporada consecutiva en Segunda División. Los que no fallarán serán los de siempre, los aficionados. A falta de tres días para el estreno en La Romareda, el club supera los 24.000 socios y roza ya el objetivo de la campaña de abonados, en la que se pretende llegar a los 25.000

El equipo empató 10 veces en casa, que hicieron escasas los 7 victorias y 4 derrotas

decoration

El sábado, ante el Levante, un recién descendido y uno de los favoritos al ascenso, tendrá el Real Zaragoza la oportunidad de dar la primera alegría a su afición y sumar los primeros tres puntos de la temporada. Para ello, deberá mejorar el desempeño de su debut liguero, el 0-0 ante Las Palmas, mismo marcador que cosecharon los aragoneses en su estreno la temporada pasada en La Romareda (0-0 frente al Ibiza). ¿Casualidad esos dos idénticos resultados? Los números dicen que no

Compartir el artículo

stats