Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Los pilares se atascan en el Real Zaragoza

Iván Azón, Francés, Francho y Bermejo, las cuatro renovaciones estratégicas y prioritarias, no han podido demostrar por lesiones o bajo rendimiento el rol que el club les ha dado en su decidida apuesta por ellos

Iván Azón, en un entrenamiento de esta semana en la Ciudad Deportiva. JAIME GALINDO

El Real Zaragoza con su nueva propiedad se trazó como fundamentales y estratégicas las renovaciones de los canteranos Francho Serrano, Francés e Iván Azón y también incluyó las de Bermejo y Chavarría en una apuesta decidida y que rondaba el millón de euros por el talento y la juventud para mantener unos pilares que, en mayor o menor medida, habían sostenido al club en los dos últimos años. El deseo de salir y la apuesta del Rayo hicieron viable la despedida del lateral zurdo, pero en los otros cuatro casos el esfuerzo del club, mejorando entre tres y cuatro veces la ficha, que rondaba el mínimo salarial de Segunda, de esos futbolistas, ya que hay una parte de las cantidades en función de variables, era una señal clara de su importancia a todos los niveles. Pero lo cierto es que ninguno de los cuatro ha empezado el curso desempeñando el rol que se le dibujaba en la idea de la SAD.

Francés, de excelso rendimiento desde que dio el salto al primer equipo cuando el Zaragoza le dio ficha del mismo en el verano de 2020 tras debutar en el curso anterior, ha arrastrado una lesión en el codo, en el ligamento colateral cubital de la articulación, que le ha dejado sin jugar en los tres últimos partidos, ante Ponferradina, Sporting y Mirandés y que en principio también le impedirá ser de la partida ante el Mirandés.

Francés, en un entrenamiento de esta temporada con el Real Zaragoza. ANGEL DE CASTRO

Sin embargo, su nivel en este curso hasta la lesión no fue el de los años precedentes, un rendimiento que le hizo fijo en el eje junto a Jair e indiscutible con la sub-21 para una merecida renovación que fue en la que más se tuvo que emplear a fondo el club, ya que el defensa tenía buenas propuestas sobre la mesa para irse. El partido de su lesión ante el Lugo, por ejemplo, enseñó una versión muy reducida de Francés, superado siempre por Chris Ramos, cuando su marcaje estaba señalado en rojo en la apuesta de Carcedo y cuando el canterano se había medido a delanteros de primer nivel de la categoría de plata en los cursos precedentes con un rotundo éxito en los duelos.

Iván Azón fue absolutamente indispensable en la recta final del curso pasado con siete dianas que dieron tranquilidad al equipo para sellar la permanencia. El delantero, de clara progresión en las dos últimas temporadas, apostó por su continuidad con un rol protagonista mental y salarialmente muy diferente al que había tenido y en pretemporada dejó clara esa idea, con 3 goles y un liderazgo anotador en un equipo de tan poca pólvora. 

Sin embargo, una lesión en la rodilla izquierda, un edema óseo de causa fortuita tras jugar ante el Betis en el amistoso del 3 de agosto, le dejó fuera y frenó su progresión, con una recuperación de mes y medio que tuvo que ser forzosamente lenta como corresponde a este tipo de lesiones. De vuelta y con minutos ante el Sporting y el Miranda, el choque ante el Eibar debe marcar su titularidad y el comienzo de la demostración de su carácter vital en este Zaragoza.

Francho Serrano ha perdido la condición de titular que tenía hasta ahora. JAIME GALINDO

En los casos de Francho y Bermejo no ha habido lesiones de por medio, pero su nivel no ha sido el esperado. El canterano, importante para JIM y que disputó 62 partidos de Liga, 50 de ellos de titular, las dos últimas temporadas, ha sido el principal damnificado de la superpoblación en el centro del campo y de la llegada de Manu Molina, una apuesta de absoluta confianza del entrenador. Solo ha sido titular en dos choques ligueros, en las derrotas en Cartagena y Lugo, y su ratio de minutos ha descendido mucho, ya que ha jugado en torno al 43%, mostrando además un nivel también más bajo con respecto a lo ofrecido en años anteriores y que le llevó, como en el caso de Azón, a pisar la sub-21.

Francho Serrano está ante la temporada más difícil de las tres que suma de zaragocista tras irrumpir en el verano de 2020, con un papel en teoría mayor por su peso en el equipo y con demasiado terreno por aún ganar para hacerse con una camiseta titular que desde su llegada mereció en los cursos anteriores y que solo Baraja no se la dio al principio.

Bermejo ejecuta una falta en un ensayo en la Ciudad Deportiva. ANDREEA VORNICU

Bermejo, por su parte, ha sido el que más ha jugado de los cuatro, siempre con la camiseta de titular de Carcedo para moverse por la banda derecha y con 497 minutos hasta ahora. Del mediapunta madrileño, llegado con la carta de libertad en el verano de 2020 y que ha jugado en 71 partidos de Liga en las dos temporadas anteriores, se esperaba un paso adelante no tanto en minutos sino en aportaciones tangibles, en goles y en asistencias, en un fútbol de calidad innegable que se diluye en la decisión final. Ese paso, por el momento, no lo ha dado, ha sido relevado en las segundas partes en todos los partidos por el entrenador y solo tiene en su haber la asistencia del gol a Mollejo ante el Sporting, sin poder quitarse el estigma de un nivel intermitente y guadianesco que ya le acompañó en sus dos primeros cursos y que, por sus condiciones, tiene que cambiar a una aportación mucho más continuada y regular.

Compartir el artículo

stats