Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Real Zaragoza ya ha decidido reforzar su ataque en enero

Un extremo puro y preferentemente zurdo, que no hay en la plantilla, es la prioridad absoluta y no se descarta buscar otro jugador con último pase y gol

Miguel Torrecilla, en el banquillo en un amistoso del pasado verano del Real Zaragoza. Jaime Galindo.

Queda mucho para el 1 de enero, para abrir ese mercado invernal, pero cuando solo han transcurrido ocho jornadas ya hay una decisión tomada de cara a esa ventana de fichajes. Y es que el Real Zaragoza intentará dar la vuelta a su ataque, buscando sobre todo más profundidad, velocidad y desborde. Así, un extremo puro y preferentemente zurdo es un objetivo prioritario ya, a estas alturas, de cara a enero, una tarea que se quedó pendiente en el mercado de verano, mientras que también se miraría un mediapunta con gol y último pase y que pueda caer a la banda. Eso como mínimo.

Cuatro extremos, pero casi ninguno

El Zaragoza se dejó esa tarea sin hacer en el mercado de verano y hasta lanzó una mirada al del paro una vez cerrada esa ventana, sin objetivos apetecibles. El director deportivo, Miguel Torrecilla, en su exposición sobre la plantilla, aseguró que había hasta 4 extremos, Larra, Bermejo, Mollejo y Puche, al que se le renovó y se le dio contrato del primer equipo antes del cierre del mercado tras la salida de Narváez. La realidad es que, de los cuatro, el único extremo como tal, de llegar a línea de fondo, es Larra y hasta ahora ha jugado casi siempre de lateral en sustitución de Fran Gámez.

Raúl Sanllehí, director general y máximo responsable en la confección de la plantilla, dijo que había quedado algo de margen salarial tras el mercado de verano, pero en todo caso el Zaragoza necesitará también liberar fichas, ya que tiene hasta 24 jugadores con dorsal del primer equipo y el único número libre es el 25. Además de esos 24 futbolistas, Carcedo dispone de otros tres con número del filial, Mollejo, Luna y el meta Rebollo, los dos últimos juegan con el Aragón, pero en el día a día están con el primer equipo en un grupo muy extenso, de hasta 27 futbolistas.

Liberar fichas, vital

Por eso, será más que fundamental, también para liberar masa salarial, buscar destino a algunos futbolistas, con Lasure, que decidió quedarse y cumplir su contrato, como candidato más claro en esa rampa para enero. El Zaragoza, y ese es el convencimiento en los rectores de la entidad, pero también dentro de la plantilla, necesita como mínimo algún jugador más de banda, que tenga velocidad y capacidad de ir al despacio y sobre todo que pueda poner centros llegando a línea de fondo, mucho más cuando el club sí que logró en verano la incorporación de un 9 de área como Makhtar Gueye además de la renovación de Iván Azón, por lo que ha aumentado su capacidad rematadora, y cuenta con Giuliano Simeone, hasta ahora el fichaje ofensivo que más rendimiento está dando al conjunto zaragocista, con tres goles, uno al Lugo y dos a la Ponferradina, y al que Carcedo situó en la banda izquierda ante el Eibar, aunque su posición de mayor rendimiento está como punta de lanza y más cerca de la portería. 

Compartir el artículo

stats