Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Óscar Ureña, una opción factible para enero

El nuevo director deportivo, que Sanllehí espera cerrar antes de acabar noviembre, y Fran Escribá deberán decidir sobre la cesión del canterano del Girona, una operación que ya se ha puesto en marcha

Ureña, en un partido de la pasada temporada con el Girona. MARC MARTI FONT

La clara necesidad de un extremo, aunque en teoría van a ser hasta dos, en el mercado de invierno ha hecho que el Real Zaragoza ya tenga un nombre señalado desde hace semanas en su agenda, el de Óscar Ureña, por el que ya se han iniciado movimientos por parte del club para que llegue cedido en enero. El jugador y también el Girona, donde se formó en la cantera, ya conocen el interés del club aragonés, puesto que los contactos se iniciaron hace semanas, aunque lo hicieron con el anterior director deportivo, Miguel Torrecilla. Ahora, con el despacho del nuevo máximo responsable vacante y con un entrenador recién llegado como Fran Escribá la posibilidad está a expensas de la luz verde que den ambos.

De hecho, la idea de Raúl Sanllehí es cerrar el candidato para el director deportivo en este noviembre, antes de que acabe este mes y con otro por delante hasta abrirse el mercado de enero, en un puesto para el que el director general sigue con su proceso de selección y que será el que marque la política de refuerzos de forma más detallada con la opinión también de Fran Escribá y la supervisión de Sanllehí. La idea de la entidad es buscar entre tres y cinco refuerzos, con dos extremos como deseo, y dar no menos de cinco salidas, ya que ahora mismo en la liberación de la masa salarial está la vía para reforzar el equipo, además de que el Zaragoza solo tiene ahora mismo una ficha disponible y sin contar ahí la obligada despedida de James Igbekeme, que regresa de su cesión del Columbus Crew.

Por perfil de jugador, un extremo diestro que puede jugar a pierna cambiada en la banda izquierda y que tiene uno contra uno y desborde, Ureña encaja a la perfección en lo buscado, también por las condiciones económicas de la operación, puesto que su ficha, tras renovar en febrero hasta 2025, es de las más bajas de la plantilla del Girona, ya que el margen del Zaragoza es estrecho. Michel, que lo hizo debutar en Segunda, autorizaría una salida a la que no dio permiso hace unos meses, a pesar de que el Girona fichó a última hora del mercado de verano a jugadores que aún le suponían más competencia a Ureña, como Toni Villa y en menor medida Manu Vallejo en una plantilla en la que ya estaban Riquelme, Samu Saiz o Valery.

El futbolista catalán, y de origen dominicano, estuvo en el verano pasado en la agenda del Andorra y el Oviedo esperó hasta el final para su cesión, pero el Girona decidió que se quedara en la plantilla, porque Míchel confía mucho en él. Sin embargo, jugó en dos de los tres primeros partidos de Liga, ante el Valencia y el Celta, aunque solo fue titular ante el cuadro gallego y después, con un esguince de tobillo que le tuvo dos semanas de baja, solo ha tenido minutos ante la Real Sociedad y en Copa ante el Quintanar del Rey. De los últimos 7 encuentros, no fue convocado en 5 y su salida en enero es más que factible.

Ureña, nacido en Figueres, de padres dominicanos y de 19 años, tuvo una proyección meteórica en las categorías inferiores del Girona en los últimos años pasando del juvenil C al de División de Honor en pocos meses y directamente al primer equipo para hacer la pretemporada en el verano de 2021. Sin pasar por el filial, Míchel lo consideró un futbolista plenamente del primer equipo y comenzó la temporada pasada con una importante presencia, pero una lesión en el tendón del bíceps femoral le dejó casi tres meses de baja y al regresar en marzo no tuvo minutos salvo una presencia testimonial en el 'playoff'. En Segunda, jugó en nueve partidos, cuatro de ellos de titular.

Compartir el artículo

stats