Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Ratón y las arenas movedizas

El portero, señalado por La Romareda, vive su peor momento en el Zaragoza en una etapa que hace tiempo que debió acabar, una sensación que se refuerza en cada partido

Ratón, en el momento de encajar el gol de Haitam ante el Málaga. JAIME GALINDO

El Málaga disparó 3 veces a puerta y se llevó un gol en un disparo cruzado de Haitam en el que el bote superó a Ratón, que rechazó un fácil remate de Luis Muñoz en la primera parte. Hace tiempo que la sensación con el gallego es que su etapa en el Real Zaragoza debería haber acabado y que pasa por los partidos, los pocos que le deja Cristian, sin fortuna ni actuaciones convincentes. Y, lo que es peor, La Romareda ya le ha tomado la matrícula, como se vio el sábado.

Escribá ha apostado por la veteranía en su elección bajo palos entre él y Rebollo por la lesión de Cristian, al que le quedan cinco partidos más de ausencia, hasta después del parón navideño, y Ratón, lejos de dar un giro a su situación en el Zaragoza, ha confirmado su tendencia negativa. Cotiza a la baja el gallego, que en Arroyo de la Luz ante el Diocesano solo tuvo una intervención y cometió un penalti. Es verdad que el mal despeje de Gámez le complicó, igual que la flojera de Puche y Fuentes ante Haitam, pero es obvio que Ratón no da argumentos para que su contexto varíe.

El portero, expulsado en la Copa, suma 67 partidos oficiales con 75 goles encajados. Fue su primera temporada, la 16-17, tras llegar en la anterior al filial, en la que más jugó, sobre todo con Láinez. Entonces lo hizo en 20 partidos. Después, ha estado a la sombra de Cristian, con la Copa como prácticamente fija, aunque en la 19-20 con una larga lesión muscular del argentino llegó hasta los 16.

El caso es que de un tiempo a esta parte, la presencia de Ratón, de intachable comportamiento en el día a día, no gusta a la mayoría del zaragocismo, lo que se hizo notorio ante el Málaga cuando se escuchó su nombre en las alineaciones y tras el gol de Haitam. «Además de entrenador soy aficionado y nunca en mi vida se me ha ocurrido pitar a un jugador mío. Ahí nos pegamos un tiro en un pie y es una lástima», dijo Escribá sobre los pitos al arquero.

En los últimos 10 partidos de Liga que ha jugado Ratón, el Zaragoza ganó dos, empató tres, con el del Málaga y perdió 5. No cometió errores de bulto, más allá de aquel córner que supuso el empate del Oviedo en el estreno de Iván Martínez, pero tampoco firmó paradas destacadas, salvo en las tablas en Sabadell en esa temporada 20-21 en la que JIM le dio los dos últimos partidos, la goleada ante el Leganés con un terrible 0-5 y la derrota en Mallorca (2-1). El curso pasado fue el portero del 0-3 del Alcorcón, donde sí evitó un gol, o de la derrota en Pucela por 2-0 con solo dos disparos a puerta del rival.

Salidas frustradas

El portero estuvo a punto de salir en enero de 2021, pero su cesión al Nástic se paralizó porque René Román no pasó las pruebas médicas, el verano siguiente se quiso marchar al Logroñés y no pudo y en junio pasado a la Cultural y Torrecilla le cerró la puerta por querer apostar por una portería con tres arqueros para aumentar la competencia y eliminar la zona de confort de Cristian. Nada de eso ha ocurrido y Ratón, que acaba contrato en junio y que de momento no ha abierto la puerta a una salida en enero, vive entre arenas movedizas. 

Compartir el artículo

stats