Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Zaragoza recurrirá la sanción de cuatro partidos a Fran Escribá

Acusó al colegiado tras un Villarreal-Elche el 22 de septiembre de 2021 de actuar de "mala fe" y el expediente estaba iniciado desde entonces, pero fue destituido en noviembre de ese año del club ilicitano. La sanción es recurrible, pero no es nada fácil que se la retiren

Fran Escribá saluda a Pepe Mel antes de jugar contra el Málaga. JAIME GALINDO

Una sanción por unas palabras en septiembre de 2021 se cruza en el aterrizaje de Fran Escribá en el Real Zaragoza. El Comité de Competición comunicó este lunes la sanción de cuatro partidos al técnico valenciano por unas declaraciones después de un partido. Tras un Villarreal-Elche el 22 de septiembre, el entrenador del Zaragoza acusó de “mala fe” al árbitro, poniendo en tela de juicio la honestidad profesional del colegiado gallego Muñiz Ruiz después de la derrota ilicitana por 4-1 ante el 'submarino'.

Pedraza le hizo una entrada alevosa al jugador del Elche Josan y ya tenía una cartulina amarilla y Muñiz no le mostró la segunda en esa acción. En teoría y por la gravedad de la acusación no es nada fácil que el recurso prospere, aunque en última instancia el Zaragoza puede ir al Tribunal de Arbitraje Deportivo. El club asegura que ya tenía conocimiento del expediente sancionador al que se exponía el entrenador, que fue destituido del Elche dos meses después de aquellas declaraciones, a finales de noviembre y tras 14 jornadas. Así, el expediente quedó en suspenso cuando la sanción estaba a punto de ser dada a conocer y se ha retomado ahora, cuando Escribá ha dirigido dos partidos al Zaragoza, en Copa ante el Diocesano y en la Liga frente al Málaga.

"Por parte del club, se tenía conocimiento de dicho expediente desde antes de su llegada al Real Zaragoza y desde ese mismo momento nuestros servicios jurídicos ya se pusieron a trabajar ante la posibilidad de sanción para presentar recurso ante el Comité de Apelación. Tras la comunicación de hoy, dicho recurso será enviado al órgano", asegura el Real Zaragoza en su comunicado. Si el recurso no prospera, la sanción le impediría sentarse en el banquillo ante Burgos, Ibiza, Albacete y Huesca.

La acción ha sido denunciada ante Competición o bien por el Comité Técnico de Árbitros o por el Departamento de Integridad de la RFEF, o por ambos, ya que las palabras ponen en cuestión la integridad del colegiado, que es la línea roja marcada por el artículo 100 bis del Reglamento de la Federación Española de Fútbol.

"El partido está marcado por la segunda tarjeta a Pedraza en la primera parte. Es una jugada clara, todos nos podemos equivocar, yo me equivoco y todos nos equivocamos, pero lo de hoy es mala fe. Hemos visto que Emery ha cambiado a Pedraza al descanso, que es la mejor explicación de que era tarjeta. Esa jugada es mala fe, todo el mundo sabe que esa tarjeta es la segunda amarilla, y si no tiene esa primera tarjeta se la saca seguro. Por eso a partir de ahí el partido es una mentira, si se habla de los goles y del Villarreal superior sin hablar de esa jugada es mentir, el partido es esa jugada. Estoy enfadado, como diría Groucho Marx, he visto un gran arbitraje pero no ha sido hoy”, dijo el entrenador, duro en sus declaraciones antes de aquella rueda de prensa, en las palabras para las televisiones, y también en la comparecencia posterior.

En la normativa de la Federación se expone que "la realización por parte de cualquier persona sujeta a disciplina deportiva de declaraciones a través de cualquier medio mediante las que se cuestione la honradez e imparcialidad de cualquier miembro del colectivo arbitral o de los órganos de la RFEF; así como las declaraciones que supongan una desaprobación de la actividad de cualquier miembro de los colectivos mencionados cuando se efectúen con menosprecio o cuando se emplee un lenguaje ofensivo, insultante, humillante o malsonante, serán sancionadas". Según el artículo 100 bis del reglamento poner en tela de juicio la honradez e imparcialidad del colegiado puede acarrear una sanción de entre 4 y 12 partidos de suspensión y una multa cuya cuantía oscilaría entre 601 y 3.005 euros.

Escribá: "Si lo dije de mala manera pido disculpas y ya está. Nunca he dicho nada contra los árbitros en mi trayectoria profesional. Confío en que se tome como un atenuante no tener antecedentes. Espero que no me sancionen"

decoration

Escribá, que supo el 30 de septiembre de 2021 de la apertura de ese expediente, comentó unos días después que "no era mi intención faltarle al respeto. Si lo dije de mala manera pido disculpas y ya está. Nunca he dicho nada contra los árbitros en mi trayectoria profesional. Por tanto, del mismo modo que reincidir se puede considerar un agravante, confío en que se tome como un atenuante no tener antecedentes. Espero que no me sancionen, y si ocurre veremos en qué se basan y si es posible presentaremos un recurso".

La temporada anterior Álvaro Cervera, la 20-21, tras un Cádiz-Sevilla, fue sancionado con 4 partidos tras acusar al colegiado de no querer pitar un penalti, aunque fue indultado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo. El valencianista Gaya sí cumplió cuatro partidos de sanción por decir en mayo pasado que no había querido señalar el árbitro un penalti, pero a Carlo Ancelotti, técnico del Madrid, no se le castigó por asegurar hace solo unas semanas que se había inventado la pena máxima.

Compartir el artículo

stats