Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Real Zaragoza ha valorado más de 20 candidatos a la dirección deportiva

El club apela al máximo rigor en un proceso de selección que culminará en los próximos días

Sanllehí, durante una rueda de prensa en La Romareda. ANGEL DE CASTRO

El Real Zaragoza ha valorado más de una veintena de candidatos para ocupar la dirección deportiva del club. El puesto, vacante desde que Miguel Torrecilla fue destituido hace más de dos semanas, no tardará en quedar cubierto. En este sentido, la entidad quiere cerrar el asunto esta misma semana o, como máximo, comienzos de la próxima.

En estos momentos, la amplia lista de candidatos se ha reducido considerablemente. De esos más de veinte candidatos que se han valorado (la cantidad de ofrecimientos es incluso algo mayor), Raúl Sanllehí, director general del Zaragoza y encargado de llevar a cabo la negociación (con cierta ayuda de Álex Monserrate y Jorge Ripollés, miembros de la secretaría técnica), se ha quedado ya con unos pocos elegidos, entre los que destaca Pep Boada, el mejor colocado en estos momentos, si bien en las últimas horas no se habrían producido avances significativos en la negociación. El catalán ya habría trasladado a su entorno que estaría encantado de ser el elegido.

El puesto cuenta, pues, con numerosos interesados y el Real Zaragoza no quiere errar el tiro. La relevancia de la decisión, el delicado momento que atraviesa el equipo y la enjundia de un proyecto que, sin embargo, no ha empezado con buen pie, provocan que en el seno de la entidad aragonesa se haya abogado por el máximo rigor tanto en el proceso como a la hora de tomar una decisión clave. De hecho, Sanllehí siempre ha dejado claro en sus comparecencias públicas que el puesto de director deportivo es uno de los tres pilares fundamentales sobre los que se asienta el proyecto, además del entrenador del primer equipo y del máximo responsable de la Ciudad Deportiva y, por consiguiente de la cantera.

Así que, sin prisa pero sin pausa, el Real Zaragoza se aproxima hacia un desenlace que se lleva demorando más de lo inicialmente previsto, si bien Sanllehí ya anunció, en la presentación de Fran Escribá como técnico del primer equipo, que se iba a tomar su tiempo para designar al relevo de Torrecilla. En este proceso de selección no estaría interviniendo la nueva propiedad del club.

«Quiero hacer un proceso más riguroso y no precipitarme», dijo el catalán, que coincidió en el Barcelona con Boada, que estuvo más de 17 años, hasta 2020, en el club azulgrana entre técnico de la cantera y coordinador de ojeadores. Boada, de 60 años, cuenta con un único año de experiencia en la dirección deportiva de un club. Fue la pasada campaña en el Granada, que acabó descendiendo a Segunda División.

En este sentido, tener experiencia en el cargo sería uno de los aspectos fundamentales que se estarían valorando, lo que habría descartado finalmente opciones como la del exfutbolista Gabi Fernández.

La intención es anunciar el nuevo director deportivo lo antes posible, pero el club no quiere dar pasos en falso y centra sus esfuerzos en acertar con la elección. El tiempo, en todo caso, apremia ante la necesidad de acometer una profunda reestructuración de la plantilla, con entre tres y cinco incorporaciones a realizar en el mercado invernal, si bien la cantidad definitiva estaría condicionada por las necesarias salidas de jugadores con los que no se cuenta. En principio, se llevarán a cabo no menos de cinco salidas.

De momento, Boada está bien colocado en una terna en la que también figuraría Juanan Pérez, aunque el exayudante de Martín González en el Getafe y el Osasuna, además de exjefe de ojeadores del Atlético, no tiene un pasado común con Sanllehí. 

Compartir el artículo

stats