Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La 19 jornada de Segunda

Vigaray, el fin de una pesadilla

El madrileño ha vuelto a vestirse de corto tras 563 días. El lateral derecho ha disputado 17 minutos contra el Albacete tras superar su lesión en el cartílago de su rodilla derecha

Carlos Vigaray durante el choque de este martes ante el Albacete Real Zaragoza

La paciencia es una virtud y en el caso de un jugador lesionado cobra todavía más importancia. Sino que se lo digan a Vigaray, quien no jugaba un partido desde el 23 de mayo de 2021. Tras esta pesadilla, el lateral derecho volvió este martes a tener minutos con la escuadra blanquilla, con quien había ido convocado en seis choques, pero sin jugar. En el partido de este martes ante el Albacete, el madrileño pudo disfrutar de doce minutos de juego más los cinco del descuento, en los que poco pudo hacer. 

Y es que 563 días después, más de un año y medio, Vigaray ha podido volver a pisar el césped de un terreno de juego en un partido oficial, tras sufrir una lesión en la rodilla derecha, con afectación al cartílago que le obligó a pasar por el quirófano e implantarse a la postre un cultivo celular en su cartílago para acelerar el proceso de recuperación. De hecho, incluso su carrera corrió peligro, a pesar de contar solo con 28 años.

Volviendo al choque de este martes ante el Albacete, la falta de rodaje del defensor no se notó en un partido en el que los minutos finales fueron grises, sin ocasiones realmente claras, y con un empate que se firmó desde el cúmulo de ocasiones falladas por los zaragozanos antes del minuto 70. Así, Vigaray puso fin a una pesadilla de la que se ha despertado y Escribá ya sabe que puede contar con el lateral para los próximos choques en Liga. 

De hecho, hace un poco más de dos meses, el defensor volvió a las convocatorias y todo apuntaba a un inminente regreso del lateral, que participó en un partido entre el primer equipo y el juvenil, pero Carcedo no contó con él. Cosa que Escribá tampoco había demostrado hasta este martes cuando se calzó las botas y salió al Carlos Belmonte en una aparición que tuvo más simbología que efecto inmediato.

Es cierto que el madrileño lleva entrenando desde agosto con el grupo y de hecho en verano acordó con el club una ampliación hasta 2024, pero actualmente y a pesar de ser una de las pocos aspectos positivos del partido de este martes, Vigaray no está aún para salir de titular y todavía con mayor motivo, tras el gran partido de Larra, que fue de los pocos efectivos salvables del Real Zaragoza, que firmó un encuentro mediocre en el que por momentos dominó, a base de buenas decisiones en la zona interior y centrando balones a un Gueye que tuvo en la punta de sus botas el gol.

En resumen, uno de los jugadores más queridos del vestuario, según el propio Escribá, y por la afición, volvió a tener unos minutos en un equipo que alcanza su cuarto partido sin perder y que ya piensa en el derbi del sábado ante la SD Huesca, en el que quizá pudiera tener minutos, aunque lo más común es que Larra sea el titular por el momento como mínimo. 

Compartir el artículo

stats