Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El sueño del 'playoff', difícil pero no imposible

Existen tres precedentes en los últimos años de equipos en la actual situación del Real Zaragoza que acabaron jugando la promoción

Mollejo celebra con sus compañeros el gol que marcó ante el Sporting en La Romareda. Jaime Galindo.

Cierto es que hace tiempo que nadie pregona ya a los cuatro vientos que el objetivo es alcanzar el playoff. Ya sea por orden, recomendación o sentido común, la pomada y sus derivados se han evaporado para dar paso a un mensaje pausado sin señalar otro objetivo que el partido a partido y los 50 puntos como primera razón de ser. El modo supervivencia al que hizo referencia el capitán, Alberto Zapater, o el paso a paso que preside cada comparecencia pública de un efectivo zaragocista se han impuesto ante la irregularidad mostrada por un Real Zaragoza que ya ha pasado por una profunda crisis deportiva que se llevó por delante a un entrenador (Juan Carlos Carcedo) y al director deportivo (Miguel Torrecilla).

Pero, aunque no se diga, el asunto permanece ahí, asentado en un rincón de la conciencia a la espera de tiempos mejores. El playoff, se asegura, no es el objetivo pero nadie, tampoco Escribá, renuncia a él habida cuenta de las oportunidades que otorga una categoría que siempre espera y en la que todo es posible hasta el final.

Y la historia reciente advierte de la conveniencia de no dar nada por perdido. Al menos todavía. Porque, desde el último descenso del Zaragoza, en la 12-13, existen tres precedentes (ninguno en las cuatro últimas campañas) de equipos que a estas alturas de la competición estaban en una situación idéntica o muy parecida a la del Zaragoza de Escribá y que acabaron conquistando uno de los seis primeros puestos al final de la campaña.

Precisamente, el Zaragoza de Natxo Gonzálezfue uno de ellos. En aquella temporada 2017-18, el equipo aragonés era 16ª tenía incluso dos puntos menos (27) que los que acumula ahora la escuadra del técnico valenciano (29) y estaba a diez puntos del sexto (ahora está a siete). Pero una extraordinaria segunda vuelta le permitió auparse hasta la tercera plaza, lo que le otorgaba el factor campo a favor en las dos eliminatorias de la promoción, aunque el Zaragoza no pasó de la primera y cayó eliminado ante un Numancia que cedería en la final contra el Valladolid de Sergio González.

Otro equipo aragonés, el Huesca, también protagonizó una hazaña similar en la 16-17. Ubicado en la 14ª plaza con 29 puntos y a cinco de la promoción de ascenso a Primera División, acabó sexto y, por consiguiente, se ganó a pulso luchar por la tercera plaza de ascenso que, finalmente, cayó en manos del Getafe.

Un año antes, el Girona también había culminado una gran remontada desde la 13ª plaza (29 puntos, los mismos que el Zaragoza) que ocupaba tras la jornada 23 y a ocho puntos del playoff, hasta la cuarta que ocupó al final de la campaña.

Cuatro descensos

En todo caso, en ninguno de esos tres precedentes se acabó consumando el ascenso. Por el contrario, los 29 puntos al término de la 23ª jornada sí han conducido al abismo en varias ocasiones. Cuatro en concreto en las últimas temporadas. Le sucedió, sin ir más lejos, al Logroñés hace dos años, cuando atesoraba los mismos 29 puntos que ahora acumula el Zaragoza pero cayó en barrena en la segunda vuelta hasta la vigésima plaza final.

También había descendido un año antes el Numancia tras una debacle aún mayor, ya que era octavo a estas alturas de la temporada merced a los 33 puntos sumados. Sin embargo, solo fue capaz de añadir 17 más hasta el final y descendió. 

En la 16-17, el Elche también se había hundido después de haber sumado 30 puntos en la 23 primeras jornadas, al igual que el Jaén en la 13-14, cuando no pudo mantener la categoría después de ocupar la 15ª posición también con 29 puntos.

Aunque también hay cuatro precedentes de escuadras que, con la puntuación actual, acabaron descendiendo

decoration

Así que todo es posible a estas alturas de una temporada en la que el Zaragoza no ha conseguido todavía superar la duodécima plaza en la que quedó ubicado al término de la primera jornada liguera tras empatar (0-0) en Las Palmas y en la que siempre ha estado más cerca de abajo que de las posiciones que otorgan derecho a soñar con el retorno a la categoría perdida hace ya una década. 

Quedan por delante 57 puntos en juego. Si la puntuación media para acceder al playoff se sitúa en torno a los 65, el Zaragoza estaría obligado a sumar 36 en las 19 jornadas que restan, es decir, el 63% del total. Para los 50 que suelen otorgar la salvación, le faltan 21, lo que equivale al 37%.

Compartir el artículo

stats