Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

La fe agónica recuperada en el Real Zaragoza

El equipo zaragocista, con Fran Escribá, ha firmado 5 de sus 12 goles en los compases finales. Cuatro de ellos, ante Málaga, Burgos, Ibiza y Villarreal B, sellaron ocho puntos más que valiosos

Giuliano, Eugeni y Bermejo celebran el gol de la victoria ante el Ibiza. JAIME GALINDO

Los goles a última hora de los partidos suelen indicar dos cosas: un buen momento físico y sobre todo un espíritu de superación ante la adversidad para luchar hasta el final en busca de lograr un resultado positivo. El Real Zaragoza de Fran Escribá, tan mejorado de cara al gol con respecto al de Juan Carlos Carcedo, ya que firma 12 dianas en 8 jornadas de Liga con el valenciano cuando con su antecesor solo se habían sumado 9 tantos en 15 citas, es un buen ejemplo de esa capacidad para levantarse y estar en los partidos hasta los compases finales. Así, en cinco de las ocho citas con el nuevo entrenador ha marcado cuando el crono del colegiado estaba a punto de llegar a su final. 

De ellos, cuatro fueron goles decisivos, ante el Málaga, el Burgos, el Ibiza y el Villarreal B, ya que supusieron sumar 8 puntos, mientras que el anotado de penalti por Vada en el derbi en el 91 tras la mano en el área de Juan Villar solo implicó engordar el mejor resultado de la temporada para el equipo zaragocista, la contundente victoria ante el Huesca que ya se había fraguado en el arranque del choque jugado en La Romareda.

Sin embargo, los otros cuatro goles fueron mucho más valiosos. Después de que con Carcedo solo Zapater en el descuento del duelo en casa ante el Villarreal B sacara petróleo para sellar un agónico triunfo, la historia se ha agudizado con Escribá. La primera piedra la puso Giuliano Simeone con un gol a la salida de un córner y en el minuto 88 frente al Málaga, en el estreno del técnico en la Liga y en La Romareda. Pudo así empatar el partido el Zaragoza, que había merecido marcar mucho antes y que firmó las tablas casi a la desesperada ante el Málaga, entonces colista.

Una semana después, en El Plantío, el Zaragoza debió llevarse todo el botín del triunfo tras una contra armada por Francho y lanzada al área por Fran Gámez que Atienza transformó en un gol en propia puerta cuando el tiempo del partido se cumplía. Sin embargo, en el descuento, un fallo defensivo propició el empate (2-2) de Curro Sánchez tras superar a Ratón. El primer gol de última hora con Escribá que implicó el triunfo fue en el choque ante el Ibiza, el tercer encuentro con el técnico valenciano y al que el Zaragoza llegaba con notables urgencias. El central Juan Ibiza adelantó a los visitantes y Jair empató desde la estrategia para que en la prolongación, cuando las tablas parecían inevitables, Eugeni metiera un balón al corazón de área y Bermejo encontrara un remate salvador que suponía el triunfo por 2-1 y toneladas de oxígeno para el conjunto zaragocista.

Giuliano, Zapater y Bermejo confirman sus recuperaciones

Tanto Giuliano Simeone como Bermejo y Zapater completaron la sesión de este viernes, la más suave de la semana, y, pendientes de lo que suceda en el último entrenamiento de este sábado antes de viajar a Gijón, estarán en la lista para el partido ante el Sporting del domingo (16.15 horas). Simeone tiene buenas sensaciones y ha superado unas molestias lumbares que sufre desde el choque ante el Ibiza y que le hicieron parar tras jugar ante el Mirandés. También están aptos Zapater, recuperado de su dolor lumbar, y Bermejo, de su lesión en el aductor. Es baja segura Fran Gámez y Jairo Quinteros sigue al margen por unas leves molestias.


El último ejemplo llegó en La Cerámica, probablemente en el triunfo más difícil que ha firmado el Zaragoza en este curso y tras llegar al descanso con un 2-0 que hacía estallar todas las alarmas en el conjunto blanquillo. Iván Azón, con su salida tras el descanso, puso el primer paso y Pablo Íñiguez en propia puerta colocó las tablas para que en una de las últimas jugadas del encuentro un medido centro de Gabi Fuentes encontrara el certero cabezazo de Mollejo para sellar un triunfo que, por la forma en que se produjo, se ha señalado como un posible punto de inflexión para el equipo. Esto último solo el tiempo, empezando por mañana en Gijón, lo dirá, pero lo que ya es evidente es que el Zaragoza de Escribá una fe que conserva hasta el final de sus partidos y que le ha dado hasta ahora muy buenos réditos. 

Compartir el artículo

stats