Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Cordero aprieta por Manu Vallejo

El director deportivo aprovecha su gran relación para convencer al futbolista, que decidirá esta semana. El Oviedo es la otra opción que le atrae, pero la visión del Girona va a ser clave en una cesión de alto coste económico y que sería con opción de compra en caso de subir

Juan Carlos Cordero, entonces director deportivo del Cádiz, y Manu Vallejo, en la firma de su contrato con el club gaditano en 2018. CÁDIZ CF

Si hay una persona clave en la carrera de Manu Vallejo es Juan Carlos Cordero, que en el Cádiz le dio contrato del primer equipo en 2018 para firmar una gran temporada y ser traspasado al Valencia en 2019. La relación del director deportivo con el extremo del Girona es muy estrecha y las llamadas del ejecutivo al atacante para inclinar la balanza a favor del Zaragoza se han hecho constantes en los últimos días para que ahora mismo sea la opción zaragocista y la del Oviedo, con Álvaro Cervera, su técnico en el Cádiz, las que más le atraen. El club aragonés ya ha hablado con el catalán y con el jugador y este va a decidir en la próxima semana, ya teniendo claro que no va a contar con una oferta en Primera y que la opinión del Girona va a ser clave.

El Girona, que fichó al futbolista en verano con un acuerdo de traspaso con el Valencia, quiere un destino para Manu Vallejo que implique muchos minutos en lo que resta de temporada y que además pueda suponer un ingreso a su regreso, porque solo contempla la cesión con una opción de compra obligatoria en caso de ascenso. El futbolista, que ha estado pendiente de alguna posibilidad en Primera, Elche o un retorno remoto en Cádiz, muy difícil tras lo sucedido el verano pasado cuando puso rumbo a Montilivi en lugar de al club gaditano, no quiere irse al extranjero y sabe que media Segunda está interesada en su fichaje.

2,2 millones brutos

El problema es su salario, 2,2 millones anuales, lo que implica un elevado esfuerzo y que ningún club de Segunda llegue al mismo para estos seis meses. El Girona va a tener que poner de su parte y de las opciones en la categoría de plata son la oviedista y la zaragocista la que más le seducen a Vallejo. En el Oviedo está Álvaro Cervera. “A Manu lo conozco bien: lo tenía en el filial del Cádiz, lo subimos y se quedó. A partir de ahí ya se ve la carrera que está haciendo. Si pudiese venir, nos encajaría, sí. Te da en varias posiciones y además no es de los que pregunta, es de los que cuando hay que hacer algo, lo hace”, dijo el viernes el entrenador del conjunto asturiano, cuya apuesta por el contragolpe le va como anillo al dedo al extremo gaditano.

Valverde dice que no puede ser taxativo sobre una salida de Villalibre

El Athletic Club renovó el a Asier Villalibre el viernes hasta 2025, condición previa para plantearse cualquier cesión que de momento Ernesto Valverde no ha autorizado, con el Real Zaragoza, junto a otros clubs de Segunda, posicionados para una posible salida a la que el técnico no cierra la puerta. "Lo veremos, es un delantero que está con nosotros. Ha sido importante para el club y puede serlo. Teniendo en cuenta las dificultades para y ese puesto... en el futuro nos puede aportar mucho, es de área, solo sale para descargar. Es un rematador y el club lo tiene que valorar. Soy el entrenador, está con nosotros y cuento con él, si hay modificación en la idea con él, la veríamos, pero no puedo ser taxativo", dijo Valverde. El Zaragoza habló con el club vasco y con el delantero en diciembre y se posicionó para una cesión que parecía imposible. Además de por Villalibre, el club aragonés ha iniciado tanteos por Dyego Sousa (Almería), el que más gusta, y Fran Sol (Málaga), la opción más asequible para ese refuerzo en ataque que llegaría siempre después que un extremo.

Al margen de esas candidaturas hay otras, todas de equipos que buscan refuerzos en su zona de ataque, como Burgos, Racing, Tenerife, cuya prioridad es Loren Morón, Leganés, que ya ha fichado a Karrikaburu, quizá Granada y Alavés… No le faltan candidatos al futbolista de Chiclana y esta semana, tras hablar con el Girona, decidirá, porque ahora ya tiene claro que no va a apurar hasta el 31 a la espera de un destino de Primera.  

El extremo-delantero andaluz puede jugar en banda izquierda y de segundo punta y llegó a firmar 10 goles, 8 de ellos en Liga, en el equipo gaditano en la 18-19, lo que llevó a que el Valencia pagara 5,5 millones por él. Vallejo estuvo cedido el curso pasado desde enero en el Alavés, con el que no pudo evitar el descenso y sin opción de compra. Y el Valencia llegó a un acuerdo de traspaso a coste cero para firmar por tres años, hasta 2025, en el Girona, donde apenas ha jugado, entrando solo en ocho partidos oficiales y tres de ellos de titular para solo 266 minutos. Tiene decidido salir, aunque el Girona le ha abierto la puerta antes a Ureña, Terrats y Samu Saiz, a punto de irse este último, y ha fichado ya a un extremo (Viktor Tsygankov). Manu Vallejo ha entrado en la lista de convocados para el partido ante el Villarreal de este domingo.

El primer movimiento de Cordero estuvo centrado en José Carlos Lazo, un extremo más puro que Vallejo, y el Zaragoza habló tanto con los agentes del extremo como con el Espanyol, pero el club catalán le ha cerrado la puerta a salir salvo que llegue un refuerzo para la zona ofensiva, ya que Diego Martínez no quiere perder efectivos en ataque. Su salario supera el millón de euros por temporada, por lo que es una operación más accesible para el Zaragoza en lo económico, aunque de momento la posición del Espanyol la ha frenado.

Mientras, Andrés Martín, al que Cordero llevó al Tenerife, está también en la terna, pero en una posición más baja. Zurdo y también polivalente, ya que puede jugar en la banda y como referencia, su salida del Rayo, según se asegura desde el club vallecano, aún no está decidida, aunque es factible. Ha estado lesionado en el hombro, ya que fue operado a finales de agosto, y no pudo estar apto para jugar hasta diciembre. La idea de Andrés Martín es seguir en el Rayo, pero sabe que puede verse obligado a irse en la recta final del mercado si se le abren de par en par las puertas y Cordero ya lo llevó al Tenerife en el curso pasado, en una operación que sería más sencilla económicamente que las de Vallejo y Lazo.

Compartir el artículo

stats