La actualidad del Real Zaragoza

Estado de alarma en el Real Zaragoza

El conjunto de Escribá tiene la segunda peor renta con el descenso a estas alturas desde que bajó y solo suma ocho puntos en siete partidos tras la segunda vuelta, el decimoquinto equipo tras el ecuador. Ha encajado casi una cuarta parte de los goles de toda la temporada en los dos últimos choques

Simeone cae derribado tras ser entrado en falta por Sivera, portero del Alavés.

Simeone cae derribado tras ser entrado en falta por Sivera, portero del Alavés. / JAIME GALINDO

S. Valero

El Real Zaragoza salió de Málaga con una renta exigua de cuatro puntos sobre el descenso que marca la Ponferradina y con siete goles en los dos últimos partidos, el 1-4 del Alavés y el 3-0 del conjunto andaluz, una fragilidad defensiva que no ha tenido en toda la temporada. De hecho, en las dos últimas jornadas ha encajado casi una cuarta parte (el 24,13%) de las dianas de todo el curso. Eso, con su escasa pegada, un hándicap que arrastra de siempre y que ha supuesto que se quede sin marcar en la mitad (14) de las 28 citas ligueras, es un cóctel peligroso.

En el mensaje oficialista de tranquilidad del club no se esconde la preocupación por la caída del equipo y las duras palabras de Escribá, que encajó dos derrotas seguidas por primera vez en el Zaragoza, tras la derrota en Málaga, aludiendo a la falta de competitividad en los dos últimos encuentros. El equipo blanquillo, en la segunda vuelta, suma 8 puntos en siete jornadas, lo que le convierte en el decimoquinto tras el ecuador, ya que solo Oviedo, Mirandés, Andorra, con siete, Málaga, Sporting (6), Ibiza (3) y Lugo (1) lo han hecho peor que los de Escribá. 

Sin embargo, en esas siete citas solo ha jugado con un equipo de la zona alta, el Deportivo Alavés. El resto (Mirandés, Villarreal B, Sporting, Ponferradina, Andorra y Málaga), transitan en el furgón de cola, a partir de la décima plaza, y la 'Ponfe' y el Málaga están en descenso. El Zaragoza ha vencido al Andorra y al Villarreal B, ambos fuera de casa, ya que en La Romareda no conoce el triunfo en este 2023 y, en la segunda vuelta, empató ante su gente con el Mirandés y la Ponferradina, para caer con Sporting, Alavés y Málaga.

Con la caída del equipo, con los 33 puntos que suma en 28 jornadas, el Zaragoza vive su tercer peor registro a estas alturas, ya que en la 20-21 sumaba 30 puntos y 31 en la 18-19, mientras que el curso pasado tenía los mismos 33 que ahora. Eso sí, solo en la 20-21, donde Baraja e Iván Martínez pasaron por el banquillo antes de la reacción con JIM, el Zaragoza tenía menos renta que ahora con el descenso, dos puntos con el Cartagena, y el equipo había vuelto a reaccionar tras un pequeño frenazo a la remontada con el alicantino.

Burgos y Lugo

Así, en estos 10 años en la categoría de plata la diferencia actual con el pozo es la segunda más exigua, un dato a tener en cuenta en un equipo que ante el Alavés y en Málaga hizo 26 remates, 9 de ellos de Bebé, llegado en el mercado de enero, y sus dos rivales firmaron un total de 10 cada uno, por lo que lo intentaron menos y tuvieron una efectividad mayor que desnuda las carencias de un Zaragoza que en Málaga dejó de competir en la segunda parte para recibir tres dianas, mientras que ante el Alavés fue víctima de la pegada vitoriana, además de los errores defensivos.

Al Zaragoza le toca recibir ahora al Burgos, que roza la promoción y solo ha encajado 16 dianas, para visitar después al casi desahuciado Lugo, aunque también lo parecía el Málaga, antes de que el calendario se endurezca. 

Suscríbete para seguir leyendo