La actualidad del Real Zaragoza

El Real Zaragoza y el Elche sellan el acuerdo por Guti y Bermejo

El centrocampista zaragozano regresa, tras una jornada de muchos nervios, al Zaragoza después de tres años y medio en el Elche. Firma hasta junio, aunque antes ha tenido que renovar por el club ilicitano y hay una opción de compra en caso de ascenso

Bermejo se va cedido con una opción voluntaria a favor del club franjiverde. Tiene contrato con el Zaragoza hasta 2025, por lo que en principio vuelve en junio

Guti, en una rueda de prensa con el Elche.

Guti, en una rueda de prensa con el Elche. / ANTONIO AMOROS / INFORMACIÓN

Costó todo el día del cierre de mercado dar forma al acuerdo y rubricarlo, con no pocos nervios de por medio, entre el Elche y el Real Zaragoza para que Raúl Guti tomara rumbo de regreso a La Romareda y Sergio Bermejo fuera al Martínez Valero, pero sobre la bocina ambos clubs sellaron el acuerdo oficial de cesión hasta junio, que en el caso del centrocampista zaragozano, que regresa al Zaragoza tras su salida en septiembre de 2020, es con opción de compra en caso de ascenso, mientras que en el de Bermejo, que ya no se entrenó por la mañana en La Romareda (el zaragozano sí lo hizo en el estadio del conjunto ilicitano), es con opción de compra voluntaria. El futbolista madrileño viaja este viernes a tierras alicantinas y Guti, feliz por su regreso, muy deseado, lo hará rumbo a Zaragoza, partiendo anoche ya, para pasar el reconocimiento médico este viernes y ser presentado.

El día estuvo plagado de nervios en una operación que quedó perfilada ya el miércoles. El Elche, en una jornada frenética, dio salida a su capitán Fidel Chaves, que se marchó al Albacete y fichó al centrocampista ecuatoriano Jhegson Méndez y al central, cedido por el Mallorca, David López. Todo, con la incertidumbre negociadora de cada mercado con el propietario de la entidad, Christian Bragarnik. Guti fue a entrenar por la mañana sabiendo que su salida estaba muy avanzada, aunque seguramente nos e esperaba que llegara al filo de la medianoche.

Guti ha tenido que hacer un esfuerzo importante para regresar al Zaragoza, incluida una prórroga de su contrato hasta 2026, un año más de lo que tenía firmado, pero su determinación ha sido la clave para que se pudiera cerrar una operación en la que trabajaba el club desde hace tres semanas. La opción de compra, que se ejecuta en caso de ascenso, como sucede con Manu Vallejo o Edgar Badía, aunque en este caso es de coste cero y en el de delantero gaditano cedido por el Girona es de 1,6, estará en torno a los 1,5 millones de euros, la cantidad que el Elche le quedaba de amortizar de su traspaso. "Tengo la absoluta certeza de que volveré y será un orgullo y un sueño hacerlo", dijo en su primera entrevista tras marcharse, concedida a este diario. Y eso se va a cumplir.

Guti, que se marchó en septiembre de 2020 traspasado al Elche por 5 millones y con contrato entonces hasta 2025, regresa tres años y medio después al Zaragoza, donde se formó en su cantera, ya que llegó en juveniles procedente del Stadium Casablanca, y saltó al primer equipo en la 17-18, explotando con Natxo González y firmando tres grandes temporadas, aunque en la 18-19 arrastró problemas de pubis, pero en la 19-20 y con Víctor alcanzó su mejor nivel, que le abrió las puertas de Primera, en el recién ascendido ese verano Elche.

En el equipo ilicitano ha jugado 95 partidos en Primera, con dos buenas campañas iniciales, y 11 en esta temporada en Segunda, donde ha tenido un rol secundario para Sebastián Beccacece, su entrenador, después de que ya su salida se planteara en verano, pero el Elche pedía traspaso y eso cerró cualquier vía, incluida entonces la del Espanyol. En los últimos tres encuentros no ha jugado por esa decisión de salir para la que el Leganés fuera el primer interesado (Racing, Huesca y otros clubs de Segunda también lo tantearon), pero no llegaba a cubrir su ficha, unos 200.000 euros hasta junio. Cuando el Zaragoza entró en escena hace 20 días, tal y como adelantó este diario, Guti no tuvo dudas y ha presionado todo lo posible para reforzar la medular zaragocista. 

El adiós de Bermejo

Bermejo, por su parte, tenía tomada la decisión de su salida desde hace dos meses y el adiós de Fran Escribá fue la pieza decisiva para que por el mediapunta se escucharan ofertas, teniendo en cuenta que fue silbado en algunos encuentros, como por ejemplo en el derbi, lo que también aumentó su deseo de salir. El Valladolid convenció al jugador, pero su oferta la desechó el Zaragoza, al ser una cesión pura y dura. El intercambio de necesidades ha hecho que Elche y Zaragoza se pongan de acuerdo y el mediapunta se va cedido con una opción de compra voluntaria, en función de rendimiento. Tiene contrato en el Zaragoza hasta 2025 y ha disputado, desde 2020, 126 partidos de Liga y 5 de Copa como zaragocista (su mejor temporada fue la pasada, la 22-23) renovando su primer contrato, que era por el mínimo salarial, en 2022 para ponerse en el ranking medio de la plantilla, en torno a 300.000 euros. La mitad de ese salario es lo que asume el Elche.

Bermejo llegó con la carta de libertad desde el Celta B, aunque con el propio Escribá debutó en el primer equipo vigués. Fue una apuesta de Lalo Arantegui y en sus dos primeras temporadas 20-21 y 21-22 tuvo más protagonismo que números, además de una gran oferta para salir al Tianjin de la Superliga de China, que rechazó en enero de 2022. La pasada campaña, sobre todo en la segunda vuelta, dio un claro paso adelante, pero en esta temporada ha sido cuando menos ha jugado, con 22 partidos de Liga, pero solo cuatro de titular y en las últimas tres jornadas tan apenas ha participado.