Real Zaragoza

Ander exige hablar con la propiedad antes de decidir su futuro

El futbolista quiere conocer de primera mano las características de un proyecto que debe ser de ascenso o renovará con el Athletic

La situación institucional y la incertidumbre que envuelve al Real Zaragoza hacen dudar al canterano, que quiere decidir su futuro esta semana

Ander Herrera, en el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza, en la Plaza del Pilar.

Ander Herrera, en el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza, en la Plaza del Pilar. / ANDREEA VORNICU

Jorge Oto

Jorge Oto

Ander Herrera quiere hablar con la propiedad del Real Zaragoza y conocer, de primera mano, el diseño del proyecto de ascenso del club. El futbolista, que debe responder en los próximos días a la oferta de renovación propuesta por el Athletic Club, ya ha mantenido los primeros contactos con la entidad aragonesa, pero en forma de una mera toma de contacto que no es suficiente, según fuentes cercanas al jugador, para que Ander esté convencido de su vuelta a casa.

Herrera exige conocer, ya sea a través del presidente Jorge Mas o de otra figura vinculada a la propiedad, si, realmente, el Real Zaragoza tiene diseñado un plan de ascenso, así como conocer el perfil de jugadores a contratar, el dinero con el que se contará para construir la plantilla y, en definitiva, los pormenores de un proyecto que, para Ander, no puede tener otro objetvo que el ansiado retorno a Primera Divisiön.

Y la actual situación institucional de la entidad, con Raúl Sanllehí ya fuera y a expensas de conocer cómo se gestionará una planificación deportiva que, en principio, seguirá integrada por Cordero en la dirección deportiva y Víctor Fernández en el banquillo, no ayuda a convencer a Ander de la idoneidad de su vuelta. Por eso, el futbolista quiere decidir su futuro esta semana y así se lo ha comunicado al Real Zaragoza y al Athletic. Si, en este tiempo, no tiene noticias de la propiedad y no hay avances en este sentido, Ander renovará con la entidad vasca, renunciando a su deseo de regresar a casa.

Prisa

Y es que el Athletic le ha pedido que se decida pronto. El club vizcaíno quiere seguir contando con Ander en una plantilla que perderá galones con las salidas de Iker Muniain o Raúl García y que deberá afrontar tres competiciones tras la clasificación para la próxima edición de la Europa League. Ander, lejos de sobrar, se considera necesario y así lo subraya la mejora de la propuesta de renovación presentada por el Athletic, conocedor, en todo caso, del deseo del futbolista de volver a Zaragoza, pero no de cualquier modo y bajo cualquier circunstancia.

Porque lo que no está dispuesto a asumir es volver para seguir sufriendo, es decir, Ander quiere que su regreso coincida con ese renacimiento y la regeneración necesarias. En ese sentido, el futbolista también coincide con Víctor, que quiere construir el futuro Zaragoza en torno al canterano. Se acabó lo de mirar siempre abajo tras quedarse sin opciones de pelear por el ascenso demasiado pronto. «Ya está bien», advirtió el técnico en la rueda de prensa posterior al partido ante el Albacete. Eso mismo sostiene Ander, zaragocista de corazón.

Por eso, quiere estar absolutamente convencido de que su decisión de volver a casa es la correcta. Para ello, necesita que desde la propiedad se le confirme que ese Zaragoza que se edificará en torno a su figura nada tendrá que ver con el actual, y que se diseñará una plantilla a la altura. Si la cúpula de la SAD da ese paso y traslada a Ander lo que el canterano quiere oír, su regreso a tierras aragonesas estará muy cercano. 

En ese caso, el centrocampista cumpliría su deseo de abrochar su carrera futbolística en el equipo de su vida. Lo haría, además, cobrando el salario mínimo aunque computaría algo más de 700.000 euros en el límite salarial de un Real Zaragoza sumido ahora en la enésima crisis institucional. Pero hay asuntos que corren prisa.