La actualidad del Real Zaragoza

Mollejo, esta vez en propiedad

El jugador preferiría buscar una desvinculación del Atlético, donde tiene dos años, aunque la última palabra la tiene la entidad rojiblanca, y si es posible fichar con un contrato largo por el Zaragoza, donde se desea esa continuidad, aunque el desenlace no se espera hasta agosto y le quedan muchos pasos

Mollejo celebra su gol ante el Levante en La Romareda.

Mollejo celebra su gol ante el Levante en La Romareda. / ÁNGEL DE CASTRO

Lo dijo el propio Mollejo al terminar el partido del Real Zaragoza ante el Albacete, dejando claro que si el verano pasado donde estaba claro todo en la posibilidad de repetir cesión su llegada no se articuló hasta comienzos de agosto, ya que fue anunciado en el Trofeo Carlos Lapetra ante el Millonarios el día 3, en el actual, donde había más cosas que decidir, la espera se haría más larga. El Real Zaragoza tiene claro que le gustaría seguir contando con el delantero de La Villa de Don Fadrique y este también asegura que su predilección sería continuar en La Romareda, pero esta vez, con dos cesiones consecutivas, con cinco en la categoría de plata si se cuentan las vividas en el Deportivo, en el Mallorca y en el Tenerife (además de otra en Primera en el Getafe), el jugador es partidario de intentar una desvinculación del Atlético de Madrid y, una vez con la carta de libertad, elegir destino y este pasa, si se dan los condicionantes, que no son pocos, por La Romareda.

Sin embargo, todo eso lleva un proceso. Mollejo está citado el jueves 11 en el Cerro del Espino para empezar la pretemporada con el Atlético de Madrid, teniendo en cuenta que Simeone en el arranque veraniego va a tener un buen número de bajas por la Eurocopa y la Copa América y va a recurrir a muchos jugadores del filial y a los futbolistas que regresan cedidos, Mollejo entre ellos. El Atlético aún no ha dicho nada al ariete sobre su futuro, pero cuando se siente a hablar con el club la idea es desvincularse, aunque para eso hará falta un pacto económico por esos dos años con el club colchonero y, si este propone solamente una cesión, volverá a salir a préstamo. Si lo hace de nuevo en Segunda, la intención de Mollejo es solo Zaragoza, pese a que ha tenido el interés de otros equipos de la categoría.

El ariete tiene algunas posibilidades de clubs del extranjero y alguna vía que se puede abrir en Primera, pero ahora mismo la opción más consolidada de largo, por el deseo del futbolista, es la de Zaragoza, explorando esa llegada con la carta de libertad y siendo jugador en propiedad del club. El director deportivo zaragocista, Juan Carlos Cordero, le tiene mucha fe a Mollejo, a su fiabilidad en los números y a su polivalencia. Ya lo llevó a Tenerife y el curso pasado, con las cesiones seguras de Mouriño y Valera, apostó fuerte por repetir con el delantero mientras que Escribá era más partidario de Carlos Martín, que se marchó al Mirandés. Víctor apenas pudo contar con Mollejo, que se lesionó en el cuádriceps tras el estreno ante el Espanyol del técnico y no volvió hasta las tres últimas jornadas de Liga. El técnico valora la polivalencia en todo el frente de ataque y el carácter del jugador y ahora mismo está entre los objetivos, aunque queda mucho verano y primero es solucionar su vínculo con el Atlético.

En su primer año en el Real Zaragoza Mollejo disputó 28 partidos de Liga, 19 de inicio, con tres goles, aunque una fractura en el tobillo en febrero en el partido en Andorra le hizo perderse tres meses. En la segunda temporada, la pasada, ha jugado en 32, 21 de inicio, con cuatro tantos en Liga (uno más en Copa) y perdiéndose ocho partidos por la mencionada rotura en el cuádriceps a finales de marzo tras ser titular en el estreno con Víctor en el banquillo.

El Zaragoza y Víctor echaron de menos la energía y la capacidad de presionar a los defensas rivales, además de su llegada, en el tramo decisivo del curso, pero Mollejo, tras dos meses de baja, pudo disputar los tres últimos encuentros, ya que la lesión era en una zona muy delicada y una rotura importante. Con todo, fue titular ante Racing de Ferrol, Racing de Santander y Albacete, demostrando que para Víctor era un futbolista muy importante

Mollejo se incorporó a la cantera del Atlético con solo 12 años y en 2019 fue campeón de Europa con la selección sub-19. En la temporada 19-20 empezó un periplo de cesiones en el Deportivo de la Coruña que acabó dirigiendo Fernando Vázquez y que dio con sus huesos en Segunda B. Después, estuvo en el Getafe, en Primera, con escasa presencia para jugar más tarde en el Mallorca y lograr el ascenso en la 20-21.

La temporada siguiente, Juan Carlos Cordero lo llevó al Tenerife y el equipo dirigido por Ramis estuvo cerca de subir, con protagonismo importante de Mollejo, que en la 22-23 llegó al Zaragoza, con Carcedo primero y Escribá después, cesión que se repitió el verano pasado desde el club colchonero, asumiendo entonces el conjunto zaragocista un porcentaje mayor de su ficha que en el primer año.