REAL ZARAGOZA

El ascenso del Betis más zaragocista

Los exzaragocistas José Manuel Fernández, Pedro Sánchez y Eldin Hadzic se han involucrado con el Betis Florida valenciano, tanto en los despachos como en el césped, para lograr subir de categoría y alcanzar la Primera FECV, la segunda más alta del fútbol valenciano

Pedro Sánchez y José Manuel Fernández, con el Betis Florida.

Pedro Sánchez y José Manuel Fernández, con el Betis Florida. / SERVICIO ESPECIAL

Arturo Pola

Arturo Pola

Con un «no hay huevos», como muchas otras cosas de la vida, comenzó una nueva vida para el Betis Florida, un equipo histórico de la Comunidad Valenciana. Un grupo de empresarios, y de amigos, decidió apostar hace un par de años por un proyecto deportivo que ya está dando sus frutos. Mucho han tenido que ver dos exjugadores del Real Zaragoza, José Manuel Fernández y Pedro Sánchez, que con su experiencia tanto dentro como fuera del campo han sido claves para que el Betis Florida haya conseguido el ascenso a Primera FFCV, segunda máxima categoría del fútbol valenciano y equivalente a la Regional Preferente aragonesa.

«Fue en una comida entre amigos cuando se lanzó la idea. Desde entonces fuimos viendo que sí que era posible y cada uno pusimos nuestro granito de arena para que la cosa avanzase», recuerda Sánchez, zaragocista entre 2014 y 2016. «Nosotros estamos apoyando y ayudando lo máximo posible a nuestros socios», añade Fernández, en el club aragonés entre 2013 y 2016. Además, en la plantilla del Betis Florida también hay otro jugador con pasado en el Zaragoza, Eldin Hadzic.

Apurando sus carreras profesionales, los tres futbolistas decidieron dar un paso a un lado y, ni cortos ni perezosos, comenzaron a jugar en el Betis Florida en categoría amateur. «Toda la presión que tuve que aguantar fue en el pasado, ahora es momento de disfrutar del deporte más bonito del mundo y ese es el mensaje que queremos transmitir a los chicos», relata Fernández. «Quería estar cerca del proyecto y en el campo es la mejor forma. A veces siento más responsabilidad que cuando jugaba en otros equipos», señala Sánchez.

Sánchez y Fernández, juntos en el último partido a favor de Aspanoa en La Romareda.

Sánchez y Fernández, juntos en el último partido a favor de Aspanoa en La Romareda. / SERVICIO ESPECIAL

Este ascenso, avisan, es solo el comienzo. «La clave del éxito de esta temporada no ha sido otra que el buen vestuario que tenemos, los chicos que sin pedir nada a cambio tienen un compromiso brutal», asegura Fernández. «El próximo objetivo es poder conseguir otro ascenso de categoría, por supuesto», añade ambicioso. «No nos ponemos techo, queremos ir paso a paso, pero tenemos jugadores con mucha proyección y la mezcla entre juventud y veteranía nos está enriqueciendo mucho», explica Sánchez. En su mente está el centenario del histórico club (afincado en el barrio La Florida de Alicante), en el año 2028, y del que ahora defienden sus colores. «No sabemos si seguiremos jugando o no, pero queremos que el Betis Florida esté lo más alto posible entonces», afirman.

Inmersos en este apasionante proyecto para ellos, los dos exzaragocistas echan la vista atrás para analizar su paso por la capital aragonesa, del que guardan un gran recuerdo. De hecho, ambos estuvieron presentes en el último partido de Aspanoa. «El Zaragoza para mí siempre será muy especial por todo lo que viví allí, por el cariño que siempre he sentido de toda la afición y de todos los maños que tuve la suerte de conocer. Ser capitán de un club tan grande es algo que no mucha gente puede decir», subraya José Manuel Fernández.

«Mi recuerdo es excelente, quitando los últimos meses y la forma en la que nos quedamos fuera del playoff (el 6-2 en Palamós). Por eso el final es algo agridulce», explica Pedro Sánchez. «Zaragoza me pareció una ciudad maravillosa y tiene una afición brutal. Era un placer jugar en La Romareda. Me hubiera encantado cumplir mis cinco años de contrato, pero no pudo ser por cosas del fútbol», recuerda.

En lo que concuerdan los dos exzaragocistas es en que, cuando abandonaron el club aragonés, curiosamente ambos en 2016, no pensaban que el Real Zaragoza siguiera ocho años después en Segunda División y no hubiera conseguido ningún ascenso entre medias. «La Segunda cada vez tiene más nivel y mejores jugadores. Hay muchos equipos muy igualados y con los mismos objetivos», analiza Fernández. «El Zaragoza carga con una mochila muy pesada que no le está ayudando en nada. Para lo que el resto es ilusión, para ellos es obligación», subraya Sánchez.

¿Cuál es la clave para que, de una vez por todas, el Zaragoza consiga el ansiado objetivo? A esa pregunta ninguno de sus exjugadores tiene la respuesta, aunque sí que dejan algunas pinceladas de lo que para ellos sería necesario. «En La Romareda tiene que jugar gente que sepa lo que ese escudo representa, sus valores y su historia. Allí la afición te va a exigir, apretar, y hay que estar preparado para ello», piensa Fernández. «Hace falta más tranquilidad y proporcionar una estabilidad que nunca se alcanza. Ahora mismo hay futbolistas muy válidos pero se va a empezar de nuevo casi de cero. El árbol se mueve demasiado», lamenta Sánchez.

Donde también se ponen rápidamente de acuerdo los dos jugadores del Betis Florida es en que celebrarían por todo lo alto el ascenso. «Espero que pronto podamos disfrutar de un Zaragoza en Primera, porque es donde la ciudad, la afición y el club merecen estar», asegura José Manuel. «Ojalá puedan lograrlo como nuestro Betis. Me encantaría estar el día del ascenso en La Romareda para apoyar desde la grada y vivirlo con su gente. Espero que me inviten», acaba Pedro Sánchez entre risas.