La opinión de Sergio Pérez

Maikel Mesa y el buenos días, adiós, un abrazo y todos tan contentos de Victor Fernández

Maikel Mesa se quiere ir para jugar en el equipo de su tierra en la recta final de su carrera. Como es natural, el Real Zaragoza sólo lo dejará salir cuando el acuerdo económico le sea satisfactorio. Cuando eso suceda, a Mesa habrá que estarle agradecido porque sus servicios fueron fundamentales para salvar la horrible temporada pasada. Pero como dijo Víctor, el que no quiera estar en este barco, buenos días, adiós, un abrazo y todos tan contentos.

Maikel Mesa celebra uno de sus once goles con el Real Zaragoza la pasada temporada.

Maikel Mesa celebra uno de sus once goles con el Real Zaragoza la pasada temporada. / ANDREEA VORNICU

Sergio Pérez

Sergio Pérez

El 9 de julio, día programado para que la plantilla del Real Zaragoza regresara al trabajo de campo después de cinco semanas de vacaciones, ya está aquí. El tiempo ha volado y en estos 36 días han pasado muchas cosas, aunque seguramente menos de las deseadas. La SAD ha cambiado de director general (Raúl Sanllehí se fue y llegó Fernando López), hay dos nuevas caras ya confirmadas (el delantero Mario Soberón y el portero Joan Femenías), Adrián Liso renovó hasta 2029, Marcos Cuenca hasta 2028 y Guillem Naranjo quedó desvinculado del club en la tarde de este domingo.

Además, Juan Carlos Cordero y Víctor Fernández tienen cerrados los fichajes de Dani Tasende, lateral izquierdo del Villarreal B, y de Gori Gracia, centrocampista ofensivo del Espanyol B. Está previsto que ambos lleguen a la ciudad esta misma semana. Estas han sido las principales novedades que ha generado el club durante el tiempo de asueto de los futbolistas.

Hoy todos los que todavía tienen contrato con el Real Zaragoza, los que el entrenador quiere a su lado para su proyecto de ascenso y los que no quiere ni ver, han vuelto a pisar el césped de la Ciudad Deportiva. También Maikel Mesa, cuyo caso es especial porque es el propio jugador el que desea marcharse a pesar de que su vinculación contractual expira en junio de 2026.

Maikel tiene 33 años, es lagunero y, en la recta final de su carrera, espera firmar por el Tenerife y jugar por fin en el equipo de su tierra. Como todavía no hay un acuerdo cerrado entre las partes, el canario se ha tenido que presentar en su puesto de trabajo, que sigue siendo futbolista del Real Zaragoza.

La temporada pasada fue nefasta desde el punto de vista colectivo, pero hubiera sido todavía peor sin los once goles de Maikel Mesa, decisivos para que el equipo aragonés siga en el fútbol profesional. Con su habilidad para meter el balón en la portería contraria sin apenas participar en el juego, estando cuando hay que estar y donde hay que estar, todo un don, el centrocampista contribuyó decisivamente a la permanencia. Con sus goles facilitó que el Real Zaragoza ganara cinco partidos, varios de ellos directamente, y que sumara otros cinco puntos en otros tantos empates.

Ahora, Maikel se quiere ir. Como es natural, el Real Zaragoza sólo lo dejará salir si el acuerdo económico le es satisfactorio. Cuando eso suceda, a Mesa habrá que estarle agradecido porque sus servicios fueron fundamentales. Pero como dijo Víctor, el que no quiera estar en este barco, buenos días, adiós, un abrazo y todos tan contentos.