La opinión de Sergio Pérez

Francés, Azón, Marc, Francho y las cartas sobre la mesa de Cordero

El director deportivo puso las cartas del Real Zaragoza sobre la mesa en uno de los temas más complejos que tendrá que afrontar este verano: las renovaciones de los principales canteranos, muy especialmente Francés. Queremos renovarlos a todos, dijo. Es el juego clásico de los veranos. El club fijó posición, los futbolistas ya tienen la pelota sobre su tejado.

Alejandro Francés bromea en un entrenamiento en una imagen de archivo.

Alejandro Francés bromea en un entrenamiento en una imagen de archivo. / REAL ZARAGOZA

Sergio Pérez

Sergio Pérez

Terminó la pasada temporada sobre el césped como el rosario de la aurora. El Real Zaragoza salvó los muebles en la penúltima jornada en Santander y, en el último partido en casa frente al Albacete, dejó otra muesca más de lo que había sido durante diez largos meses. Un desastre. Consecuencia de todo aquello, y de la campaña anterior, pronto llegó la primera secuela: la marcha de Raúl Sanllehí de la dirección general.

En ese momento, cuando el ejecutivo catalán abandonó la plaza, en la que había tenido un importante bastón de mando, dirigido desde las oficinas centrales del grupo en Madrid pero con bastante autonomía, el Real Zaragoza quedó descabezado en la ciudad. El presidente Jorge Mas nunca ha estado y tampoco estuvo entonces.

Como consecuencia de todo ello hubo unos días en los que la SAD vivió un periodo de transición obligado hasta que logró recomponer su dirección con el aterrizaje de Fernando López, ex CEO del Ottawa canadiense. Fueron unas fechas en las que el escozor por la pésima temporada todavía estaba reciente y el pueblo reclamaba explicaciones sobre lo sucedido. No las hubo.

Fue pasando el tiempo y el primero que tomó la voz públicamente fue López en una conversación amable con Alberto Zapater en los medios oficiales del club. El siguiente, por orden cronológico, Juan Carlos Cordero, que en la presentación de Mario Soberón y Joan Femenías este martes hizo la primera exposición sobre lo sucedido en la pasada temporada y respondió a lo que se le preguntó, sobre todo dirigido hacia el presente y el futuro más próximo.

El director deportivo puso las cartas del Real Zaragoza sobre la mesa en uno de los temas más complejos que tendrá que afrontar este verano: las renovaciones de los principales canteranos, muy especialmente la de Alejandro Francés, pero también las de Azón, Francho y Marc Aguado. Sobre el central, Cordero marcó el terreno. Para dejarlo salir, la SAD quiere una cantidad de dinero importante que difícilmente alguien alcanzará acabando contrato en junio de 2025. El jugador pretende dar un paso adelante en su carrera. Habrá culebrón. Veremos hasta dónde aguantan el pulso las dos partes.

El club tendrá que resolver también la situación de Azón, al que el mercado sitúa en un buen lugar y que hace días que oye cantos de sirena, Marc Aguado y Francho. Cordero fijó la posición del Real Zaragoza. Queremos renovarlos a todos, dijo. En un juego clásico de todos los veranos, los futbolistas tienen ya la pelota sobre su tejado.