Jorge Pulido continuará en la SD Huesca hasta el 2023, con opción a dos campañas más, tras renovar su contrato con la entidad azulgrana. El central toledano, de 30 años, cumplió precisamente este pasado domingo ante el Fuenlabrada 150 partidos vistiendo la camiseta azulgrana y se ha convertido en uno de los baluartes para El Alcoraz.

Su renovación, de todos modos, solo es la confirmación oficial de un secreto a voces, ya que Rubén García, el director deportivo del club oscense, había dicho públicamente el 1 de septiembre cuando ofreció su valoración del mercado de fichajes que "hay un principio de acuerdo para la renovación de Pulido y en los próximos días podemos rubricar ese acuerdo", como así ha sido. Le quedaba un año de contrato.

El central ha sido uno de los grandes protagonistas de la época más exitosa de la historia de la SD Huesca. Llegó en el 2017, año precisamente en el que se logra el primer ascenso a Primera División y, aunque ha tenido a lo largo de los años a varios compañeros a su lado tanto en la élite como en Segunda, siempre se ha mantenido como un fijo para los entrenadores en ambas categorías. Además, es primer capitán desde la 19-20 y una voz autorizada del vestuario.

"Tenía claro que quería continuar aquí. Mi mujer y mi familia estamos a gusto y eso en el fútbol es difícil sentirlo. He vivido grandes momentos y espero seguir viviéndolos. Para mí era importante renovar y dar muchas alegrías a esta provincia", aseguró Pulido.