Jorge Pulido ha puesto voz al vestuario de la SD Huesca a tres días del encuentro frente al Real Zaragoza. Un partido que el equipo sabe que es especial y que llega, además, en un momento de necesidad para ambos equipos. Así lo aseguró el capitán de los oscenses ante la prensa. “Será un partido bonito, con el campo lleno, eso es algo muy esperado después de tanto tiempo sin gente en las gradas. Esa sensación es algo increíble”, afirmó.

“He estado en otros derbis y todos son especiales. Este sin duda, con la vuelta de la gente, será diferente. También creo que la rivalidad ha aumentado y espero un partido bonito, de los que gustan”. Y añadió, “en todos los estadios se nota diferencia con gente y sin gente. El fútbol sin aficionados no tiene mucho sentido, al jugador le gusta ver a la gente en la grada, la animación. Eso es lo bonito”.

El derbi llega, además, en un momento importante para ambos conjuntos. “Los dos equipos llegamos con urgencia de sacar los tres puntos, esperemos que caiga de nuestro lado. Por eso será un partido duro, complicado. Tendremos que poner el 100 por 100 para intentar sacarlo”, explicó.

Para el central la clave estará en minimizar errores y maximizar errores. "Tenemos que generar más ocasiones, ser más agresivos. Debemos pensar en atacar, en ser valientes y tener ganas de sacar los tres puntos”. Pulido sabe que la presión existe, pero espera que no afecte al vestuario de forma negativa. “Hay que vivir con esa presión. El futbolista, cuando llega a la élite, sabe que existe esa presión debes saber convivir con ello”.