Turno de presentaciones en la Sociedad Deportiva Huesca. A falta de alguna incorporación por aterrizar, los recién llegados Juan Villar y Óscar Sielva conocieron su nuevo hogar, El Alcoraz, y desvelaron sus primeras sensaciones y expectativas como nuevo jugadores del equipo altoaragonés.

Villar, ya uno más en el grupo y a las órdenes del Cuco Ziganda, aseguró estar «encantado y deseando que las cosas salgan bien». En la rueda de prensa, el delantero agradeció la confianza depositada por parte del club, algo fundamental para decidirse por el conjunto oscense. Avalado por su experiencia, espera ayudar al equipo en todo lo posible. «Tengo muchas ganas de poder ayudar, tanto dentro como fuera del verde. Quiero aportar mi granito de arena para hacer un buen grupo», dijo. Algo que espera lograr gracias a su liderazgo y a su olfato. «Siempre se me ha dado bien, suelo hacer goles y espero hacerlos aquí también», señaló.

Preparado para cuando lo requiera el entrenador, apuntó que la competencia es positiva para todos: «Es el míster quien decide, yo quiero jugar en Valencia. Respecto al primer rival, aseguró que el Levante es «uno de los favoritos, un recién descendido, pero cada año todo está más igualado». Por eso cree que no hay que marcarse objetivos a largo plazo. «Se enfocan mejor las cosas sin presión. A los equipos que se marcan a principio de temporada objetivos muy ambiciosos les suele costar», finalizó el punta.

Tras un año con menos minutos de los que a él le hubiera gustado disputar, Sielva, por su parte, aseguró «tener muchas ganas de afrontar este nuevo reto. Buscaba tener una nueva oportunidad y voy a pelear por ella. Quiero volver a disfrutar de lo que más me gusta» se sinceró el mediocentro. «He visto un buen grupo y un club familiar donde lo ponen todo muy fácil. Espero hacer un bonito año todos juntos». Al igual que Villar, Sielva aseguró estar a disposición de Ziganda y listo para ayudar. «Soy un jugador con recorrido, me gusta llegar al área y tengo buen trato de balón. El míster nos ha enseñado el planteamiento que quiere, ahora tenemos que plasmarlo cuanto antes en el campo», apuntó. Sielva tampoco es partidario de marcarse objetivos. «La Liga te va diciendo dónde estás. Tenemos que ir viendo poco a poco», concluyó el nuevo jugador.

El que también habló fue Ángel Martín, que aclaró la situación de Sandro, decidido a forzar su salida. «No podemos hablar mucho con él. Nos dice que duerme y se encuentra mal, y que por eso no puede entrenar en condiciones», explicó el director deportivo, desencantado por la actitud que está mostrando el canario, al que le gustaría recalar en Las Palmas.